LOTERIA DE NAVIDAD 2022

Cómo y quién elige la imagen que llevan los décimos de la Lotería de Navidad

Desde 1960, los décimos están adornados con cuadros religiosos que tratan de promover la cultura relacionada con la religión católica

Patricia Camacho

Madrid | 24.10.2022 09:52

Décimos del sorteo de Navidad
Décimos del sorteo de Navidad | EFE

Diciembre está a la vuelta de la esquina y su llegada siempre trae consigo uno de los días más emocionantes del año: el Sorteo Extraordinario de la Lotería de Navidad. Cada 22 de diciembre, la suerte reparte miles de millones de euros en premios, haciendo feliz a muchas familias españolas. Desde el pasado mes de julio y hasta el próximo 21 de diciembre, están a la venta los décimos que ya han cambiado la vida de muchos de sus jugadores.

Las papeletas, que se pueden adquirir tanto de manera presencial como online, mantienen su mismo diseño y formato año tras año. Sin embargo, cada edición cambia la imagen que aparece en la parte izquierda del boleto.

Cuadros religiosos en los décimos de la Lotería de Navidad

Hace ya más de 200 años, concretamente en 1812, se celebró el primer sorteo de la Lotería de Navidad. Por aquel entonces, en los décimos solo aparecía el número con el que participaba cada jugador, y no fue hasta 1940 que se empezaron a adornar las papeletas con estampas y grabados.

Finalmente, en 1960, Loterías y Apuestas del Estado decidió seleccionar escenas artísticas, para ilustrar los distintos boletos y así, divulgar y promover la cultura relacionada con la religión católica. Desde ese momento, cuadros elaborados por artistas tan importantes como El Greco, Goya o Velázquez, han decorado los cupones que tantas alegrías han repartido en nuestro país hasta la fecha.

La imagen de 2022

Para suceder a 'La Virgen de la Granada', de Fra Angelico (cuadro ilustrativo de las papeletas del año pasado), en esta edición del Gordo 2022, se pueden ver los décimos adornados con la imagen de 'La Virgen con el niño en la Gloria', un óleo sobre lienzo de 1860 pintado por Carlo Maratta, más conocido como Carlo Maratti, un pintor italiano del alto barroco.

Según se recoge en la web del Museo del Prado, en la composición "de gran sencillez", se puede observar a "la Virgen María sentada sobre un trono de nubes que apoya en una luna en cuarto creciente. Sostiene en sus brazos al Niño Jesús que, mostrado en escorzo hacia el espectador, bendice con su mano derecha. En torno a ellos, un grupo de ángeles se distribuye formando un arco circular similar”, describe la galería. Esta escena se ha convertido en una "prefiguración de la Pasión de Cristo", por lo que no sorprende que sea la elegida para componer la estética de los décimos de este año.

Actualmente, la obra original de Maratti, que se adquirió bajo el reinado de Felipe V y durante décadas se expuso en el palacio de La Granja de San Ildefonso, se encuentra desde 1881 en la iglesia de San Jerónimo el Real (Madrid), aunque pertenece al Museo del Prado.

Quién es Carlo Maratti

Carlo Maratti fue uno de los pintores más importantes de la escuela romana barroca en la segunda mitad del siglo XVII y principios del siglo XVIII.

"Maratti realiza un tipo de pintura clasicista, en la que destacan la belleza de sus modelos, inspirados en Rafael y la armonía y claridad de sus composiciones, que sirve de puente de unión entre los maestros de principios del siglo XVII, como los Carracci y el paso al neoclasicismo de los artistas romanos de la segunda mitad del siglo XVIII", describe El Prado.

El italiano, que se formó en Roma con Andrea ­Sacch, pintor representante del clasicismo académico romano, ha realizado grandes decoraciones de iglesias y de palacios. Más tarde, formó un taller que recogía los encargos más relevantes del sector oficial de la Iglesia y la aristocracia.

Durante su trayectoria, Maratti creó una importante colección de pinturas, formada por más de doscientos setenta cuadros, que se hallaban expuestos en su casa para la venta. No obstante, tras la muerte del pintor a los 88 años, la colección fue puesta a la venta por su hija, Faustina Maratta. En la actualidad, El Prado posee un importante número de pinturas procedentes de esta compilación.