Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Diez novelas de 2014... y otras sugerencias

Sin ser un año excepcional, en 2014 se han publicado libros francamente interesantes. Escogemos diez de ellos pero, de paso, les recomendamos unos cuantos más, unidos por el tema; en algunos casos podíamos haber invertido la selección. El orden no tiene que ver con preferencias ni clasificaciones, es una forma de presentar nuestras propuestas.

José Luis Ibáñez Ridao | @joseluisibanez  | Barcelona | Actualizado el 18/07/2018 a las 23:16 horas

Los libros de 2014

Los libros de 2014 / ondacero.es

1. Imposturas y mentiras

El impostor, de Javier Cercas (Random House). De nuevo en la frontera entre realidad y ficción, Cercas realiza un magnífico ejercicio de escritura con la vida de Enric Marco, el impostor al que hace referencia el título. Recordemos que Marco se hizo pasar por superviviente de un campo de concentración nazi y fue capaz de mantener esa falsedad durante años. La mentira y la impostura son las grandes protagonistas de esta historia que es, a la vez, una metáfora de la España de la Transición, el Tema –así en mayúscula– que recorre la obra del autor.

Antonio Muñoz Molina también ha escogido una figura atormentada, la de James Earl Ray, el asesino de Martin Luther King, para la muy interesante Como la sombra que se va (Seix Barral).

2. De amores maduros y amistad

Canciones de amor a quemarropa, de Nickolas Butler (Libros del Asteroide). Podría crearse una categoría especial para incluir las pequeñas joyas que un año sí y otro también publica Libros del Asteroide. Esta novela de debut narra una preciosa historia de amistad entre cuatro hombres que se conocen desde niños y cuyas vidas han tomado rumbos muy distintos; uno continúa en el pueblo –un rincón olvidado de la América profunda–, otro es una estrella del rock, el tercero malvive de los rodeos y el último es bróker. Su reunión para celebrar una boda es una excusa perfecta para hablar de los temas eternos –amor, amistad, etc.– con gran sensibilidad y unos diálogos magníficos.

Podíamos haber invertido los papeles y puesto ¡Melisande! ¿Qué son los sueños?, de Hillel Halkin (Libros del Asteroide), como novela escogida y Canciones... como sugerencia. Una magnífica historia de amor, madura y redonda. Y adulta, que no es poco en los tiempos del chick lit.

3. Novela negra extranjera

El leopardo, de Jo Nesbø (Roja & Negra). Mientras decae la marea negra escandinava, el noruego Nesbø se erige como uno de los autores más interesantes y personales. El asesinato de tres mujeres, ahogadas en su propia sangre, lleva a la policía de Oslo a buscar la ayuda del comisario Harry Hole, retirado y perdido en un arrabal de Hong Kong. Una trama compleja, llena de personajes y de escenarios distintos, atrapará tanto al lector adicto a las historias de Hole –es la octava de la serie– como a los que busquen emociones fuertes y no lo hayan leído nunca.

Puestos en novela negra extranjera, permítanme otra recomendación: No hay cuervos, de John Hart (Pàmies), ganadora del premio Edgar, el más prestigioso del género. Todo un descubrimiento.

4. Nuestros clásicos del siglo XX

Demonios familiares, de Ana María Matute (Destino). Novela inacabada de la gran escritora catalana fallecida este mismo año, Premio Cervantes 2010. Matute recupera la España de los años de la guerra y, con un estupendo personaje femenino como eje, narra una historia en la que aparecen muchos de los elementos habituales de su obra: traición, amor, culpa, amistad. Son 184 páginas de una de las mejores narradoras españolas.

De nuestros clásicos del siglo XX se ha publicado también este año Días de mi vida (Vida I), de Juan Ramón Jiménez (Pre-Textos), una estimulante autobiografía en la que cabe todo un universo poético.

5. Disección de la pareja

Así empieza lo malo, de Javier Marías (Alfaguara). Un escritor alcanza el estatus de grande cuando sus obras –digamos– menos redondas son buenas. Es lo que sucede con Javier Marías. Incluso cuando no alcanza su nivel más alto, sus novelas tienen argumentos suficientes para colocarse entre lo mejor del año. En esta ocasión vuelve a diseccionar la vida amorosa de una pareja, un matrimonio, con la mirada retrospectiva de un joven que los conoció años atrás.

Felices los felices, de Yasmina Reza (Anagrama), también disecciona la vida en pareja en una novela en la que sus personajes cruzan sus vidas para crear situaciones de todo tipo.

6. Ensayos literarios apasionantes

Libros prohibidos, de Juan Tallón (Larousse). Un sorprendente no-ficción repleto de ficción. Una lista personal de cien libros enhebrados con maestría en un largo discurso/consejo en el que las notas eruditas se mezclan con los recuerdos de juventud, citas cinéfilas y toques musicales. Una propuesta arriesgada y muy divertida escrita con precisión e ironía por un autor tan estimulante como inclasificable. ¿Cuántos de sus títulos esenciales comparten ustedes?

Un ensayo, Aquellos años del Boom, de Xavi Ayén (RBA), recorre uno de los fenómenos literarios y editoriales más importantes del siglo XX, el boom latinoamericano.

7. Reflexiones francesas sobre la Gran Guerra

Nos vemos allá arriba, de Pierre Lemaitre (Salamandra). El premio Goncourt 2013 hace honor al prestigio del galardón. La definición de la editorial «un canto a la capacidad de superación del ser humano» refleja exactamente lo que ofrece esta estupenda novela centrada en la vida de dos soldados franceses heridos en una de las estúpidas y criminales ofensivas de la Primera Guerra Mundial. Amores filiales y carnales, deseos, arte, sensibilidad... se dan la mano en una obra dura como el pedernal.

14, de Jean Echenoz (Anagrama), es una estupenda novela corta –104 páginas– que usa como excusa y escenario la Gran Guerra para hablar de temas eternos.

8. Novela negra española

La estrategia del pequinés, de Alexis Ravelo (Alrevés). Siento debilidad por este escritor canario que este año ha acaparado los premios más importantes del género negro. Con este libro se alzó con el Hammett, de la Semana Negra de Gijón, y el Novelpol; con La última tumba (Edaf),se llevó  el Ciudad de Getafe. Esta novela, repleta de perdedores, recupera las esencias de Jim Thompson, uno de sus autores de cabecera, y las convierte en contemporáneas y las sitúa en un marco que el autor conoce bien, las Canarias. Alguna gran editorial debería rescatar su magnífica bilogía La iniquidad (Anroart); en un solo volumen sería la bomba.

La cosecha de novela negra española ha sido este año generosa. Comercialmente, ha triunfado Ofrenda a la tormenta, de Dolores Redondo (Destino), la tercera entrega de la Trilogía del Baztán. Víctor del Árbol ha vuelto a demostrar su dominio del juego temporal con Un millón de gotas (Destino). La pareja literaria formada por Rosa Ribas y Sabine Hofmann nos han devuelto a los fríos años 50 con El gran frío (Siruela), un desgarrador retrato del mundo rural de la posguerra. Entre quienes nos han dejado este año, destaca Ramiro Pinilla, que ha publicado Cadáveres en la playa (Tusquets).

9. Aires de thriller español

El regreso de El Lobo, de Fernando Rueda (Rocaeditorial). Un thriller valiente por su planteamiento y desarrollo: recupera la figura del mítico infiltrado en ETA, Mikel Lejarza, El Lobo –en 1975 descabezó a ETA P.M.–, y lo sitúa en la lucha contra Al Qaeda. El autor, uno de los mayores expertos en servicios secretos, juega con sus conocimientos sobre ese mundo para construir una historia trepidante y muy creíble en la que mezcla datos reales de Lejarza, con el que sigue hablando a menudo, con una ficción que no lo parece.

Cualquiera de estas dos propuestas de Ediciones B podría ocupar el lugar de honor en este apartado. Si les va el género no se las pierdan. El hombre de la máscara de espejos, de Vicente Garrido y Nieves Abarca, que plantea un caso de asesino en serie español; los autores son criminólogos y se nota. La última noche en Tremore Beach, de Mikel Santiago, supone un espectacular debut con los aires inquietantes del mejor terror psicológico.

10. Algo más que ensayos históricos

¿Por qué Occidente manda... por ahora?, de Ian Morris (Ático de los Libros). Un monumental ensayo que obtuvo en 2011 el premio PEN de No Ficción. Analiza la evolución de las distintas civilizaciones para preguntarse por qué Occidente se ha impuesto a Oriente desde la Edad Moderna y, aplicando esos mismos criterios, analiza qué puede suceder en el futuro inmediato. Huye de terrenos comunes y utiliza elementos multidisciplinares, desde los socio-económicos y culturales hasta los climáticos y antropológicos. De lo más estimulante.

Galaxia Gutenberg ha publicado este año, en el que conmemoramos el centenario del inicio de la Primera Guerra Mundial, los dos libros más interesantes sobre este acontecimiento: Sonámbulos, de Christopher Clark, en el que disecciona el camino que llevó a las potencias europeas a la Gran Guerra, y España en la Gran Guerra. Espías, diplomáticos y traficantes, de Fernando García Sanz, una mirada apasionante sobre cuanto sucedía en nuestro país mientras Europa ardía.