GESTIÓN RESIDUOS

Euskadi implantará un canon de 20 euros por residuos y reabrirá el vertedero de Artxanda

El Gobierno Vasco ampliará además los vertederos de Epele, Igorre, Betearte y Bistibieta. El objetivo es reducir notablemente el volumen de vertido de residuos, hasta que en 2030 se sitúe en el 15% del total generado.

Vanesa Durán

Gipuzkoa | 16.11.2022 13:14

Vertedero Zaldibar
Vertedero Zaldibar | EFE

Su objetivo es garantizar la autosuficiencia de instalaciones en 2024. Para ello impulsará el reciclaje y la valorización. Estos objetivos están fijados en el Plan de prevención y Gestión de Residuos de Euskadi, 2030. Durante los próximos años, ocho vertederos recibirán residuos no peligrosos en Euskadi: Gardalegi, en Araba; Epele y Aizmendi, en Gizpukoa; e Igorre, Bistibieta, Betearte, Zalla y la futura restauración ambiental de Artxanda, en Bizkaia. En este último caso, la consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente, Arantxa Tapia, ha recordado que el de Artxanda "es un vertedero antiguo en el que se produjo un deslizamiento muy importante y existe en este momento material peligroso donde también hay lindano que está en una superficie que no está permeabilizada. Lo que pretendemos es abrir un vaso en el que recojamos todo ese residuos que se deslizó y separar el lindano para hacer una restauración ambiental de ese ámbito"

Canon 20 euros

A partir del 1 de enero de 2023 entra en vigor el canon estatal de vertido para los materiales no peligros, fijado en 10 euros por tonelada. Aunque el Gobierno Vasco plantea subir esa tasa de modo progresivo hasta llegar a los 20 euros por tonelada en 2025. Se incrementará además el personal de inspección y sanción para ese año, de modo que se realicen inspecciones anuales de los vertederos activos e inspecciones periódicas en vertederos inactivos. Además se va a reforzar la implicación de la adminsitración pública en el seguimiento de la actividad de los vertederos.