Urkullu convoca el LABI el viernes a las 16:30

Euskadi entra en el puente de diciembre en emergencia sanitaria

Iñigo Urkullu firma el decreto de declaración de emergencia sanitaria sin esperar el aval al Gobierno vasco para aplicar el pasaporte covid a la restauración con más de 50 comensales y al ocio nocturno. Convoca también, oficialmente la mesa del LABI para estudiar la conveniencia de nuevas medidas con el objeto de frenar la pandemia en nuestra Comunidad.

Onda Cero Bilbao

Bilbao | 02.12.2021 16:15

El lehendakari, Íñigo Urkullu, en una imagen durante la rueda de prensa
El lehendakari, Íñigo Urkullu, en una imagen durante la rueda de prensa | EFE

Euskadi entra en el puente de diciembre , uno de los más concurridos para compras y celebraciones pre navideñas en Emergencia sanitaria tal y como lo había previsto el lendakari. Así se plasma en el decreto que ya prepara el lehendakari . Sera ahora decisión del Labi, convocado para este viernes, analizar nuevas medidas entre las que podría incluirse ya, la ampliación del pasaporte covid como ha adelantado el lehendakari. Podría solicitarse, como en otras comunidades, en hospitales, residencias o gimnasio pero habría que pedir nueva autorización a los jueces.

De momento lo que esta permitido es su exigencia en ocio nocturno y grandes restaurantes a partir delas 10 de la noche . Para ello se preparan en la hostelería con aplicaciones de lectura del código QR a corroborar con el DNI o similar.

No se sabe aun si el pasaporte y otras medidas podrían entrar antes del Puente . Lo que si es cierto es que la pandemia sigue ganado terreno. Sumamos ya tres jornadas con más de 1.300 casos diarios, una incidencia de 577, que roza los 1.000 en Gipuzkoa y 55 personas graves en las UCIS vascas.

Última emergencia sanitaria

La emergencia sanitaria fue decretada por última vez el 20 de agosto de 2020. Su vigencia se mantuvo hasta el pasado 5 de octubre, cuando se llegó incluso a desactivar el Plan de Protección Civil de Euskadi y con ello la relajación de la mayor parte de las restricciones. La mejora en la evolución de la pandemia, con una incidencia de 60 casos por cada 100.000 habitantes, permitieron la medida y limitar las restricciones al uso de la mascarilla en interiores y el mantenimiento de la distancia física en interiores y la recomendación de las medidas de higiene. Sin embargo, las limitaciones de aforos se relajaron -80% en espacios cerrados en eventos de más de 5.000 personas- y los horarios restringidos en la hostelería se suprimieron.