Oferta Pública de Empleo 2022

El Gobierno vasco convoca 8.764 puestos de funcionario este año

El Gobierno vasco convocará a lo largo de este año diferentes OPE para estabilizar casi 9.000 puestos de trabajo. Se incluyen las plazas de Educación, Seguridad, Osakidetza y la Administración General, donde por ejemplo, se busca personal administrativo, juristas, epidemiólogos o profesionales de la normalización lingüística. El principal objetivo, reducir los altos índices de interinidad. Por primera vez se recogen procesos específicos sin examen para los interinos.

Marian Ruiz

Vitoria | 24.05.2022 12:53

Aspirantes durante una OPE
Aspirantes durante una OPE | EFE

La oferta alcanza un total de 8.764 plazas. De ese total, 1.686 plazas corresponden a la Administración General, 3.040 a Educación, 315 a Seguridad y 3.723 a Osakidetza.

Primera fase para Administración General

El Boletín Oficial del País Vasco ya ha publicado las bases de la convocatoria de las primeras 1.272 plazas en la Administración General, para las que las pruebas serán el 17 y 18 de septiembre en el BEC de Barakaldo. El resto de plazas, hasta superar las 3.500 prometidas, se convocarán antes de fin de año. La consejera de Gobernanza Pública y Autogobierno se ha comprometido a convocar “todas las plazas vacantes ofertables dentro de los procesos de consolidación en base a la Ley”. Esto arroja una cifra de 3.510 plazas. Contabilizando las plazas correspondientes a personal laboral, el total de las plazas a convocar asciende a 3.683.

Dos procesos de selección

Las personas aspirantes pueden inscribirse ya y tienen de plazo hasta el próximo 22 de junio. Del total de plazas de ambas convocatorias, seis de cada diez (1.884) se resolverán por concurso de méritos, es decir, sin examen. Por primera vez se pone en marcha este proceso excepcional para consolidar empleo, es decir, se valorarán méritos como años de experiencia en puestos similares o titulación para primar a quienes han ocupado esos puestos durante sin años en algunos casos, aun sin plaza. El resto de plazas, 1.224, se adjudicarán por el habitual concurso-oposición: pruebas obligatorias y una vez superadas, valoración de méritos de los aspirantes. Todos estos procesos servirán también para crear bolsas de trabajo.

Según el Gobierno vasco, con esta OPE, la interinidad estructural quedará por debajo de lo establecido por Europa como objetivo general para todas las administraciones públicas. La consejera Olatz Garamendi ha señalado que “dentro del marco legal vigente, y con la máxima seguridad jurídica, hemos diseñado una convocatoria abierta que garantiza la igualdad, el mérito, la capacidad y la libre concurrencia, reconociendo, a la vez, la larga experiencia y antigüedad acumuladas por parte del personal interino”.