CORRUGADOS AZPEITIA

Cristian Lay, propietario de Corrugados Azpeitia, renuncia a reabrir la empresa.

El Grupo extremeño Cristian Lay, propietario de CORRUGADOS AZPEITIA, renuncia a reabrir la empresa que generaría unos 800 puestos de trabajo. Decisión que habrá adoptado debido a las trabas urbanísticas fijadas por el ayuntamiento para situarse en la parcela donde se encontraba antes, en una zona céntrica de la localidad.

Onda Cero Bilbao

Bilbao | 24.05.2021 15:18

Cristian Lay, propietario de Corrugados Azpeitia, renuncia a reabrir la empresa.
Cristian Lay, propietario de Corrugados Azpeitia, renuncia a reabrir la empresa. | EFE

Desde el ayuntamiento en manos de EH BILDU aseguran en un comunicado que se trata de una renuncia de un proyecto que nunca ha existido. Falta la valoración de GV y diputación, instituciones que han empujado este proyecto.

El pasado noviembre la empresa había consultado la posibilidad de reactivar la planta, para lo cual estimó una inversión inicial de 50 millones de euros. La polémica saltó a los medios y reveló grandes desacuerdos entre instituciones.

Por una parte, el Gobierno Vasco y la Diputación han manifestado su convicción de que había posibilidad de reabrir la acería en el emplazamiento actual, mientras que el Ayuntamiento ha defendido desde el inicio que el Plan General de Ordenación Urbana, aprobado en su día por unanimidad entre EH Bildu y PNV era incompatible con reanudar dicha actividad en la zona actual de Amue, en el centro de la localidad.

Falta de voluntad política

El pasado 13 de mayo el diputado de Promoción Económica, Turismo y Medio Rural de Gipuzkoa, Jabier Larrañaga, afirmaba que la reapertura de Corrugados depende únicamente de la "voluntad política" del Ayuntamiento de Azpeitia ya que, según él, "no existen trabas legales que lo impidan". El Ayuntamiento de Azpeitia asegura que nunca ha habido un proyecto real sobre la mesa, tan solo una propuesta informal.

Temas