San Fermín 2023

Osasuna lanzará el Chupinazo de los próximos Sanfermines 2023

El alcalde de Pamplona ha comunicado la decisión esta mañana a las portavocías de los grupos municipales.

Europa Press | Onda Cero Navarra

Pamplona / Iruña | 05.06.2023 12:24

Chupinazo en Pamplona
Chupinazo en Pamplona | EFE

El Chupinazo que abrirá los Sanfermines 2023 el próximo 6 de julio lo lanzará el Club Atlético Osasuna. De esta forma, se premia una temporada histórica con la clasificación del equipo rojillo para la Conference League y con la disputa de la final de la Copa del Rey y que reconoce también el centenario del club en 2020.

El alcalde de Pamplona, Enrique Maya, ha comunicado la decisión esta mañana a los portavoces de los grupos municipales, según ha informado el Ayuntamiento en una nota.

Temporada histórica

Osasuna ha conseguido el séptimo puesto en la Liga Santander, certificado el domingo con su victoria ante el Girona, lo que clasifica al equipo para disputar la próxima campaña competición europea. La Conference League espera a los rojillos en el regreso a Europa 16 años después. Algo más, en concreto 18 años, tuvo que esperar la afición rojilla para vivir otra final de la Copa del Rey. Fue el pasado 6 de mayo en La Cartuja de Sevilla ante el Real Madrid. Osasuna perdió 2-1, pero movilizó a más de 23.000 personas que se desplazaron a tierras andaluzas, además de todas las que vivieron la cita por toda Navarra.

Así las cosas, por primera vez en su historia, la próxima temporada el CA Osasuna jugará cuatro competiciones, la Liga Santander, la Copa del Rey, la Conference League y la Supercopa de España. A los éxitos deportivos de esta campaña, se une también el recuerdo del centenario del club en 2020, un año marcado por la pandemia de Covid-19, que dejó al CA Osasuna y a toda la afición con ganas de más celebraciones, pues fue poco lo que se pudo organizar debido a las restricciones sanitarias.

Será la segunda vez que el CA Osasuna, como institución, sea protagonista del inicio de las fiestas de San Fermín. En 2000, con motivo del ascenso del equipo a la Primera División, el capitán rojillo, César Palacios, fue el encargado de prender la mecha del Chupinazo. El año pasado, tras dos años sin fiestas, el Chupinazo tuvo también su toque rojillo, con el exportero Juan Carlos Unzué que, a su larga trayectoria como futbolista y entrenador, unió la reivindicación de su lucha contra la ELA.