Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

por el Tribunal Superior de Justicia de esta Región

El Presidente de la Región de Murcia pide no adelantarse a futuribles de dimisión si le imputan

El presidente de la Región de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, ha pedido "ser serios y no adelantarse a futuribles" de dimisión por su posible imputación por el Tribunal Superior de Justicia de esa Región a petición de una jueza de instrucción de Lorca por cuatro delitos en el caso Auditorio de Puerto Lumbreras.

Agencias | Madrid | 02/12/2016

El presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez

El presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez / EFE/Archivo

Pedro Antonio Sánchez, ha instado a "ser serios y no adelantarse a futuribles", tras su posible imputación por el Tribunal Superior de Justicia de esa Región a petición de una jueza de instrucción de Lorca por cuatro delitos en el caso Auditorio de Puerto Lumbreras.

Tras conocerse que la jueza pide que el TSJRM lo investigue como presunto autor de los delitos de fraude contra la administración pública, prevaricación continuada, falsedad en documento oficial y malversación en esas obras cuando él era el alcalde lumbrerense, ha negado que se haya cometido alguna irregularidad en la justificación de una subvención del Gobierno autonómico para sufragarlas.

En una rueda de prensa convocada en la sede del Ejecutivo murciano tras conocerse el auto, Sánchez ha asegurado que la inversión de esos seis millones de euros de la subvención concedida al ayuntamiento en 2006 está "fiscalizada y justificada documentalmente" en las obras del teatro auditorio y "nadie discute que falte ni un solo euro".

Según sus palabras, "la jueza se pregunta" en el auto que a Sánchez aún no le ha sido notificado, por lo que no lo ha leído, "si ha podido haber algún error en ese procedimiento" administrativo y "pide que se aclare y se investigue, pero si lo ha habido, se tendrá que demostrar y acreditar", y por la información de la que él dispone, "todo se hizo bien".

El primer punto del pacto entre el PP y Ciudadanos para su investidura como presidente autonómico establece que deberá dimitir si es imputado judicialmente por delitos de corrupción, sobre lo que deberá pronunciarse el TSJRM por la condición de aforado de Sánchez, quien ha aclarado al respecto que "los murcianos pueden estar muy tranquilos y los ciudadanos no tener ninguna duda" de su correcta actuación en este asunto porque "todo se va a aclarar".

En su opinión, ninguna fiscalización ni peritaje efectuados sobre esas obras, hoy aún sin terminar, discute que falte dinero por invertir de la subvención del Gobierno, por lo que entiende que la jueza pide al TSJRM que se aclare una cuestión desde su punto de vista "meramente administrativa".

"Lo que se dice es que aún faltaba más dinero para terminar esos tres edificios" del teatro auditorio. "Esta es la duda, y por eso se tuvo que hacer un proyecto modificado respecto al inicial por incidencias técnicas que surgieron y los técnicos acreditaron, y todo el dinero de la subvención está invertido ahí".

Sánchez ha recordado que ya estuvo imputado durante dos años por el TSJRM por cohecho y prevaricación en la compra de una vivienda en su localidad natal cuando era alcalde y que las diligencias abiertas a instancias de una denuncia del PSOE local "fueron archivadas y nadie pidió perdón".

En el caso del auditorio, solicitó para aclarar el asunto y aportar documentación sin conseguirlo hasta tres veces declarar ante el fiscal superior de la Región de Murcia, Manuel López Bernal, cuando este decidió asumir la denuncia del PSOE lumbrerense, mayoritario en la oposición cuando gobernaba Sánchez, y presentarla en un juzgado 8 meses después de ser realizada, hace unos 3 años.

Por último, y tras reiterar que esta era la decimosexta causa contra él promovida por el PSOE, ha señalado sin citar a nadie que "hay gente representante de partidos políticos que está celebrando que esto haya ocurrido".

"Algunos, con una sucia estrategia, antigua y ya conocida, se están frotando las manos y ya dan por cumplido su objetivo: que el presidente de Murcia vuelva a estar en duda", ha añadido, tras lo que ha sentenciado: "Mis convicciones son más fuertes que mis enemigos y para algunos esto es simplemente una estrategia".