Confederación Hidrográfica del Segura

Segundo requerimiento a los regantes para que acrediten que cumplen las medidas de protección del acuífero

El organismo de cuenca, como ya hizo en noviembre de 2021, ha vuelto a advertir de que cortará el suministro de agua en agosto si no acreditan mediante informe técnico que están cumpliendo las medidas cautelares de protección del acuífero publicadas en el BOE el 1 de agosto de 2020

Rosa Roda

Murcia | 15.06.2022 09:44

La CHS manda un segundo requerimiento a los regantes para que acrediten que cumplen las medidas de protección del acuífero
La CHS manda un segundo requerimiento a los regantes para que acrediten que cumplen las medidas de protección del acuífero | Onda Cero

La Confederación Hidrográfica del Segura ha vuelto a advertir de que cortará el agua en agosto a los regantes de Cartagena que no cumplan con las medidas cautelares para la protección del acuífero.

Es el segundo requerimiento que realiza el organismo de cuenca, el primero lo realizó en noviembre de 2021 y desde entonces la CHS no ha recibido ni un solo informe técnico acreditativo por parte de la Comunidad de Regantes del Campo de Cartagena.

Tan solo ha recibido los informes de algunos comuneros de la Comunidad de Regantes Arco Sur.

Unos 3.000 agricultores deberán acreditar que no contaminan mediante un informe técnico bajo la amenaza de quedarse sin suministro del Trasvase, las desaladoras o la depuradoras. La CHS ha advertido a los regantes de que "la inexactitud o falsedad documental en el escrito presentado podría conllevar la responsabilidad civil o penal que corresponda".

El organismo de cuenca envió el pasado 8 de junio una carta exigiendo aplicar las medidas de protección del acuífero por su impacto en el Mar Menor. No es la primera vez. El primer requerimiento lo mandó la CHS el pasado mes de noviembre para el cumplimiento de unas medidas cautelares publicadas en el BOE el 1 de agosto de 2020.

Mediante un informe técnico que realizará un ingeniero agrónomo o ingeniero técnico agrícola se deberá reflejar las medidas tomadas, un documento que será revisado por el colegio oficial correspondiente. A su vez, el informe deberá ser facilitado a la Comunidad de Reganes del Campo de Cartagena para que lo envíe a la Confederación.

El organismo de cuenca advierte de que estos informes “se irán resolviendo por riguroso orden de entrada” en el registro de este organismo y cuando “se verifique por la administración competente que la documentación es correcta se autorizará el riego”.