Lucha biológica

Nuevos halcones controlan la población de palomas en el casco urbano de Murcia

Un total de tres nuevos halcones peregrinos se encargarán de controlar a las palomas y evitar su repoblación.

Julián Vigara

Murcia | 17.06.2024 09:37

Halcón peregrino
Halcón peregrino | Ayuntamiento de Murcia

Ya están volando el cielo de Murcia los tres nuevos halcones que tienen como misión mantener controlada la población de palomas en el casco urbano del municipio de forma biológica y sostenible. De manera que a los dos halcones macho que el Ayuntamiento soltó recientemente, se suman estas tres hembras, llamadas Panocha, Altaona y Escalona.

Esta actuación, además de disuadir a las palomas, responde a la repoblación de estas aves en Murcia, ya que estos halcones peregrinos son de subespecie de la zona levantina, autóctona de esta tierra.

Estas tres aves, que nacieron hacia final de abril, fueron ubicadas en una zona estratégica cercana a la Catedral, ya que la torre de este emblemático edificio les permitirá, cuando sean adultos, guiarse y encontrar su futuro nido cuando maduren.

Las aves, tras estar en una jaula de liberación progresiva, en la que se les ha alimentado diariamente dos veces, ya están volando en libertad por el municipio.

Los dos ejemplares primeros eran machos, y se optó por ello porque son los que fijan el territorio, atraen a las hembras y porque tardan más tiempo en madurar sexualmente.

En breve aumentará el número de halcones en Murcia

La cría de estos nuevos halcones se realiza en Córdoba mediante una técnica de crianza natural o parental donde no interactúan en ningún momento con el ser humano para garantizar así su adaptación y vida en libertad.

El Ayuntamiento de Murcia prevé adquirir más halcones con el objetivo de que al menos dos parejas se instalen en la ciudad e indica que ha sido un éxito la suelta de los otros dos halcones quienes se alimentan de forma adecuada y autónoma.

El centro de Murcia es la zona que más se está viendo afectada por la presencia de palomas, espacio que engloba elementos BIC (Bien de Interés Cultural) como son la Catedral de Murcia, el Palacio Episcopal, la Escuela de Arte Dramático y el Ayuntamiento de Murcia, situados en las plazas Cardenal Belluga, Apóstoles y Hernández Amores, junto a la Glorieta de España.

Hasta ahora se habían estado usando otros métodos de control como pinchos, redes o colocación de chapas metálicas en las zonas con más concentración de palomas, aunque éstos no han sido tan efectivos como se esperaba en un primer momento. De ahí que se haya pensado en este otro método de lucha biológica, incorporando depredadores naturales.

Actualmente en el casco urbano de Murcia puede haber cerca de 8.000 palomas y a través de distintos métodos se vienen capturando unos 4.000 ejemplares, lo que permite mantener una población de palomas estable.