Asamblea Regional

López Miras asegura que no aplicará en la Región la Ley de Vivienda del Gobierno de España por ser "una acción comunista"

Podemos recuerda a López Miras que Murcia es la región con mayor proporción de grandes tenedores de vivienda: 11.496 propietarios con más de 11 inmuebles

Rosa Roda

Murcia | 21.10.2021 10:59

El presidente autonómico, Fernando López Miras, asegura que utilizará el ordenamiento jurídico para no aplicar en la Región de Murcia la Ley por el Derecho a la Vivienda, que el Consejo de Ministros aprobará el día 26 de octubre y que, entre otras cosas, plantea limitar los precios de los alquileres en zonas tensionadas como están haciendo otras capitales europeas y plantea la reserva del 30 % del suelo urbanizado en las nuevas promociones para vivienda pública, la mitad para alquiler.

A López Miras le parece "una acción comunista" y una "injerencia" en la actividad privada que, dice, "no está dando buenos resultados en ciudades como Berlín, París o Estocolmo".

"En Berlín ha subido el precio de alquiler un 36%, en París se ha reducido al 50% la oferta de pisos en alquiler, en Estocolmo hay listas de espera de décadas para alquiler un piso y en Barcelona han subido los precios un 40% y el 53% de los promotores han paralizado todas las construcciones. Esto es lo que pasa cuando se aplican la políticas de vivienda del Gobierno de Sánchez" dijo López Miras a la portavoz de Podemos María Marín. "Y por eso no vamos a aplicar en la Región de Murcia su ley de vivienda. No vamos a intervenir en el mercado inmobiliario. Lo que hay que hacer es darles facilidades para que construyan viviendas de protección oficial y viviendas destinadas al alquiler porque las viviendas no surgen por generación espontánea".

López Miras ha anunciado que la línea de avales regionales para que los menores de 35 años puedan adquirir una vivienda también llegará a quienes gestionan un préstamo hipotecario para hacerse con una vivienda de segunda mano.

PODEMOS exige el cumplimiento de la nueva Ley de Vivienda y políticas regionales que “frenen la escalada del precio del alquiler”

La portavoz del grupo Podemos, María Marín, ha recordado que los alquileres medios en Murcia oscilan entre los 700 y 800 euros al mes, mientras los sueldos no superan los 1.300 brutos mensuales. "El coste de la vivienda en alquiler subió un 4,5% en Murcia y un 7,2 en Cartagena durante el último año” y recuerda que “donde hay familias que no pueden pagar el alquiler, hay también especuladores que se enriquecen de forma ilegítima”.

La diputada ha recordado que la Región de Murcia “es la comunidad con mayor proporción de grandes tenedores de vivienda”. En concreto, en la región hay 11.496 propietarios con más de 11 inmuebles y 600 grandes tenedores que tienen en sus manos más de 600 viviendas cada uno. Para la diputada, esto demuestra que “donde hay familias que no pueden pagar el alquiler, hay también gente que se enriquece de forma ilegítima” y ha asegurado que “aunque son sólo el 1% de la población, López Miras gobierna para ellos”.

Marín ha repasado la legislación de países como Alemania, Francia, Dinamarca, Portugal o Italia, que “limitan los precios del alquiler, a pesar de no ser estados socialistas”.

¿Qué dice el proyecto de ley de vivienda protegida y alquiler social?

La ley de vivienda que el Gobierno de España pretende aprobar el próximo 26 de octubre contempla que 30% de las nuevas promociones de vivienda se destinarán a vivienda protegida, y una regulación en los precios de alquiler establecida por ley para las zonas tensionadas. También se ha anunciado un bono de 250 euros para fomentar la emancipación de los jóvenes de entre 18 y 35 años, medida que no estaría incluida en la nueva norma sino en los futuros presupuestos.

La nueva ley de vivienda incluirá la regulación el precio del alquiler para las personas jurídicas que sean grandes tenedores, es decir, aquellos con más de 10 viviendas. Deberán bajar por ley los alquileres en base al índice de referencia para todos los contratos en las zonas de mercado tensionadas. Serán las comunidades autónomas quienes soliciten al Gobierno la declaración de estas zonas, por un tiempo máximo de tres años, ha informado Moncloa.

La nueva ley de vivienda también pondrá en marcha un impuesto a la vivienda vacía, "a través del recargo del IBI hasta el 150 %".