conflicto transporte escolar

Educación asegura que las empresas de autobuses contratadas de urgencia están sufriendo extorsión y agresiones

La patronal del transporte, Froet, desmiente los actos vandálicos. Reiteran que las empresas de autobuses no pueden trabajar sin contrato y culpan a la consejería por el conflicto

Verónica Martínez Serrano | Europa Press

Murcia | 08.09.2021 10:40

Educación asegura que las empresas de autobuses contratadas de urgencia están sufriendo extorsión y agresiones
Educación asegura que las empresas de autobuses contratadas de urgencia están sufriendo extorsión y agresiones | carm.es

La Consejería de Educación y Cultura ha lamentado lo que considera "prácticas presuntamente delictivas y extorsionistas que han tenido que sufrir algunas empresas contratadas de urgencia", que "a la hora de prestar el servicio han sido agredidas, incluso con la rotura de cristales en algunos autocares", mientras que otras, según han comunicado a la Consejería, "han sufrido también amenazas, que por miedo a represalias no han sido denunciadas en los juzgados".

La Consejería ha reiterado la petición de disculpas a los alumnos afectados, a la vez que ha solicitado "compresión" a las familias por las molestias que están padeciendo "y que no están siendo ocasionadas por culpa de la Administración".

"Las extorsiones que están sufriendo las nuevas empresas contratadas están dificultando a la Consejería garantizar, por el momento, que todas las rutas operen con normalidad, aunque se espera que en pocos días se logre la misma", según Educación.

Reitera el "incumplimiento del contrato" de las empresas vinculadas a la patronal del transporte, Froet, a las que ha acusado de no prestar el servicio como "medida de fuerza" para lograr una nueva prórroga del contrato.

Al respecto, la Consejería ha indicado que el contrato, que data de 2009, está "desfasado y obsoleto" y no se ajusta a la Ley de Contratos de 2017, además de ser "muy abusivo contra los intereses públicos de la Administración.

"Ante la posición de boicot tomada por la Federación Regional de Organizaciones y Empresas de Transporte de Murcia (Froet), la Consejería, en su obligación de garantizar un servicio esencial, está ejecutando por carácter de emergencia la contratación de nuevas empresas para cubrir las rutas que están siendo ilegalmente abandonadas", ha añadido Educación.

Froet niega el boicot y culpa a la consejería del conflicto

Las empresas de autobús escolar siguen sin prestar servicio, ya que reiteran que "no pueden trabajar sin contrato, necesario para poder solicitar la autorización especial de transporte escolar", según la Federación Regional de Organizaciones y Empresas de Transporte de Murcia (Froet).

Esta postura se mantendrá, según la Federación, hasta que las empresas reciban los citados contratos, por lo que "está en la mano de la Consejería de Educación y Cultura poner fin a esta situación completamente anómala y solo achacable a la gestión del departamento que dirige María Isabel Campuzano", ha apuntado.

Las empresas de transporte escolar insisten que el único contrato que puede ofrecer la Consejería basado en el convenio marco de 2009 es una prórroga por tres años, que es la "opción legal que viene recogida en el pliego de condiciones vigente que rige la contratación del servicio público de transporte escolar".

Desmienten la autoría cualquier acto vandálico que supuestamente se haya cometido al inicio de la jornada laboral, y piden a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que investiguen "hasta las últimas consecuencias" si se produjera alguno.

Asimismo, lamentan que Educación haya "judicializado" el conflicto creando "una maraña legal que cada día va enredando más", como la suspensión cautelar del contrato original a una decena de empresas según una ampliación de contrato compensatorio que no aceptaron, ya que "suponía renunciar a las indemnizaciones por el parón por el Covid-19".

Trabajadores sin subrogar

Desde la Sección de Viajeros de Froet indican que se han detectado casos entre las empresas contratadas de urgencia que se están negando a subrogar a los trabajadores de la empresa concesionaria suspendida cautelarmente, pese a que el convenio colectivo así lo recoge.

Por ello, exigen a la Consejería que ejerza el tutelaje correspondiente al que está obligada" para que todos los empleados mantengan intactos sus derechos, como recoge la normativa vigente".