Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Rechazado el recurso de alzada presentado por Arco Sur.

La CARM reconoce que Arco Sur ha estado vertiendo de manera ilegal al carecer de autorización de vertido tierra-mar.

No suspender el vertido supondría "estar permitiendo el ejercicio de una actividad sin autorización y por tanto ilegal" concluye la resolución de la Secretaría General de la la Consejería de Agricultura, Agua y Medio Ambiente a la que ha tenido acceso Onda Cero.

Rosa Roda
  Murcia | 29/06/2020
Plan desalobradora

Plan desalobradora / Arco Sur

La consejería de Agricultura, Agua y Medio Ambiente ha desestimado el recurso de alzada presentado por la Comunidad de Regantes Arco Sur contra la resolución de la Dirección General de Medio Ambiente de 12 de febrero de 2020 que ordenó la paralización del vertido al Mediterráneo desde su desalobradora en Cabo de Palos.

“La resolución recurrida suspende la actividad de vertido al mar no solo por constituir un riesgo al medio ambiente sino porque se está produciendo este vertido sin autorización y de lo contrario se estaría permitiendo el ejercicio de una actividad sin autorización y por tanto ilegal” señala la resolución de la Secretaría General de la Consejería de Agricultura a la que ha tenido acceso Onda Cero.

La resolución indica que “en primer lugar es necesaria la obtención y presentación de la preceptiva autorización autonómica y que los vertidos al mar cumplan con los valores de contaminación admisibles para así hacer compatible el interés público con el interés privado”.

La resolución de la Consejería de Agricultura añade que pese a que la Comunidad de Regantes Arco Sur “reiteradamente alega la no existencia de riesgos para el medio ambiente, Informes del Servicio de Gestión y Disciplina Ambiental prueban vertidos tanto de Nitratos como de Nitritos muy superiores a los admisibles por el medio receptor”.

La resolución, que únicamente impone el cumplimiento de la legalidad y las normas ambientales, subraya que se ha de tener en cuenta que la Constitución Española consagra en su artículo 45 el derecho de todos los ciudadanos a disfrutar de un medio ambiente adecuado, por lo que se confiere a los intereses ambientales una especial relevancia.

La comunidad de regantes Arco Sur ha estado desalobrando y vertiendo sin autorización desde 2010 que caducó la autorización provisional que le concedió la Comunidad Autónoma en 2006.

Según informó la Consejería de Agricultura a Onda Cero, la Comunidad de Regantes Arco Sur obtuvo una autorización provisional de vertido tierra-mar en 2006 que caducó en 2010 y no ha podido renovarse porque el emisario submarino de Cala Reona asociado a la planta desalobradora carece de permiso de ocupación del Dominio Público Marítimo Terrestre por parte de la Demarcación de Costas. "Una vez concluya ese trámite, la CARM podría autorizar el vertido siempre y cuando cumpla los parámetros ambientales” informaron.

Desde la Consejería de Agricultura explicaron el pasado mes de mayo que la Comunidad de Regantes Arco Sur ha podido seguir desalobrando y vertiendo al Mediterráneo durante los últimos diez años al amparo de la Ley 4/2009 de Protección Ambiental Integrada que, explican, "permite el mantenimiento de la actividad mientras se tramita la autorización pertinente siempre y cuando no se detecte un riesgo para el medio ambiente y no se incumpla el programa de vigilancia de control ambiental".

La Comunidad de Regantes Arco Sur presentó el pasado 4 de marzo un recurso de alzada contra la suspensión de la autorización de vertido tierra-mar por parte de la Consejería de Agricultura en el que niegan expresamente que hayan desalado en 2018 aguas distintas de las generadas por la depuradora. Afirman que los compuestos nitrogenados de la salmuera tienen su origen exclusivamente en el efluente de la EDAR MAR MENOR SUR de Cabo de Palos.

La Comunidad de Regantes Arco Sur alegó en su recurso de alzada que con la paralización de la planta desalobradora desaparecerán 7000 empleos fijos y se perderán más de 29.500 jornales al año teniendo en cuenta la demanda de trabajo que generan tres cultivos representativos de la zonas regantes: lechuga baby, melón Galia y limón Verna.

La CARM lleva concedidos 11,4 millones de euros a la Comunidad de Regantes Arco Sur en concepto de ayudas y subvenciones. El gerente de la Comunidad de Regantes Arco Sur, Eloy Celdrán, advirtió tras la orden de paralización del vertido de que "se malogrará todo ese caudal de dinero público si no levantan la orden de paralización de la planta desalobradora que aporta el 60% del agua que necesitamos para cultivar".

La CHS anunció que procedería a precintar la planta desalobraodra de Arco Sur por carecer de autorización de vertido.