La consejería de Fomento informó de que se encargaba el Estado

El aeropuerto de Corvera opera sin servidumbes de seguridad porque la CARM no lo ha solicitado

El subdirector general de aeropuertos y navegación aérea ha respondido a Huermur que el aeropuerto de Corvera carece de servidumbres aeornáuticas, incluidas las acústicas, porque el órgano competente autonómico no lo ha solicitado. El aeropuerto de Corvera no tiene aprobada ninguna servidumbre.

Rosa Roda

Murcia | 06.11.2020 21:16 (Publicado 06.11.2020 21:14)

Servidumbres aeronáuticas AESA
Servidumbres aeronáuticas AESA | AESA

Álvaro Fernández-Iruegas, subdirector general de aeropuertos y navegación aérea del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha respondido a Huermur que no se ha iniciado expediente alguno de establecimiento de servidumbres aeronáuticas del Aeropuerto de la región de Murcia, incluidas las acústicas, ya que el órgano competente autonómico en materia de aeropuertos no lo ha solicitado, tal y como exige el artículo 27.2 del Decreto 584/1972, de 24 de febrero, de servidumbres aeronáuticas".

El pasado mes agosto la Consejería de Fomento, a preguntas de Onda Cero, explicó que "las servidumbres aeronáuticas las aprueba el Estado mediante Real Decreto"y confirmó que "el aeropuerto Internacional Región de Murcia actualmente no tiene aprobada ninguna servidumbre". No obstante, añadió Fomento, "ello no impide que cualquier actividad se desarrolle en el área de influencia del mismo, a través de una autorización puntual del Ministerio".

Según el Plan Especial del Sistema General Aeroportuario Aeropuerto Internacional de la región de Murcia de la consejería de Fomento, fechado el 26 junio de 2018, “el Sistema General aeroportuario trae como consecuencia la existencia de una servidumbres legales que de manera muy significativa van a delimitar y condicionar el desarrollo urbanístico del entorno del ámbito del citado aeropuerto”.

Las servidumbres aeronáuticas que preveía el Plan Director elaborado en 2006 se extienden más allá del aeropuerto afectando directamente a tres municipios: Murcia, Fuente Álamo y, en menor medida, Torre Pacheco. “Estas afectaciones supondrán la necesidad de incorporar su consideración en el planeamiento urbanístico de los tres municipios”.

Huermur sospecha que la Comunidad Autónoma no solicita la aprobación de las servidumbres de seguridad y acústicas del aeropuerto de Corvera porque "darían al traste con muchos planes urbanísticos en la zona". Huermur va a registrar en la Asamblea Regional una pregunta dirigida al consejero de Fomento, José Ramón Díez de Revenga para que explique los motivos por los que como organismo autonómico competente no solicita al Ministerio la aprobación de las correspondientes servidumbres y permite que el aeropuerto "opere sin las adecuadas condiciones de seguridad".

Existen tres tipos de servidumbres asociadas a cualquier aeropuerto, que definen el espacio aéreo que debe mantenerse libre de obstáculos en su entorno y que son totalmente necesarias para que pueda llevarse con seguridad los distintos movimientos de las aeronaves en sus operaciones de despegue y aterrizaje.

Las servidumbres se clasifican según la finalidad que persiguen:

-Las servidumbres de aeródromo tratan de asegurar que sus operaciones, básicamente las salidas y llegadas, se ejecuten en adecuadas condiciones de seguridad.

-El objeto de las servidumbres radioeléctricas es que las aeronaves reciban adecuadamente las emisiones radioeléctricas necesarias para la navegación aérea.

-Las servidumbres de operación tienen como finalidad el que las operaciones de las aeronaves que se basan en las radioayudas se efectúen de manera segura.

- Debe tenerse en cuenta, igualmente, las restricciones a los usos de las parcelas próximas a los aeropuertos que imponen las servidumbres acústicas, al objeto de compatibilizar las operaciones aeronáuticas con el entorno.

Las servidumbres aeronáuticas paralizaron el año pasado la concesión de licencias para construir el entorno del aeropuerto de Asturias. Los promotores vieron con sorpresa cómo tenían que solicitar un permiso de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea para sus obras junto al aeropuerto.