Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Fuentes del Ministerio de Fomento admiten que "SEPES no ha desarrollado la segunda fase de Los Camachos por falta de demanda empresarial"

Fomento e Industria discrepan sobre la conveniencia de que la CARM adquiera los terrenos de SEPES para la ZAL por el posible perjuicio económico a las arcas regionales.

SEPES ha fijado un precio de 10 euros el metro cuadrado, pero la consejería de Empresa e Industria, en manos de Ana Martínez Vidal de Ciudadanos, ha informado a Onda Cero de que “el precio final de compra de los terrenos no está decidido” y que solicitarán informes a los servicios jurídicos y económicos de la Comunidad Autónoma para que la compra de los terrenos no suponga un gravamen para la Administración Regional puesto que los terrenos ya pertenecen a la Sociedad Estatal de Suelo (SEPES) cuya finalidad es precisamente el desarrollo de suelo industrial y, además, en el actual polígono de Los Camachos aún hay muchas parcelas disponibles por falta de demanda empresarial.

Rosa Roda
  Murcia | 14/11/2019
Acuerdo SEPES

Acuerdo SEPES / Acuerdo SEPES

Según la consejería de Empresa e Industria, “la llegada del Corredor Ferroviario del Mediterráneo también será sine qua non” para decidir la compra, pero el proyecto de desvío ferroviario por parte del Ministerio de Fomento no está ni proyectado y es requisito imprescindible para cualquier zona logística. Fomento no da plazos para acometer esa variante y sin vía ferroviaria ni terminal de contenedores no sería más que otro polígono industrial. No consta que la Autoridad Portuaria esté dispuesta a asumir la financiación de ese desvío ferroviario como hizo con la variante de Camarillas.

Sin embargo, la consejería de Fomento, cuyo titular es José Ramón Díez de Revenga, está presionando para que la consejería de Empresa e Industria, a través del INFO, firme la operación y adquiera lo más rápidamente posibles los 350.000 m2 propiedad de SEPES para desarrollar la Zona de Actividades Logísticas de Cartagena a donde habría que trasladar en una primea fase el Centro de Transportes de Cartagena y el Consorcio Depósito Franco pese a que ahora son rentables precisamente por su cercanía al puerto de Cartagena. Recientemente, Ayuntamiento de Cartagena y Comunidad Autónoma han llegado un acuerdo sobre el derecho de reversión que tendrá el consistorio cartagenero sobre los terrenos del Depósito Franco una vez sea trasladado a Los Camachos.

“SEPES no está para perder dinero” admiten fuentes del Ministerio de Fomento consultadas por Onda Cero y reconocen que “no desarrollan la segunda fase de Los Camachos por falta de demanda empresarial”.

Desde el Ministerio de Fomento aseguran que SEPES ha realizado una importante rebaja del precio del suelo para facilitar la compra de los terrenos por parte de la CARM, lo que no dicen es que en su día adquirieron los terrenos a un precio muy elevado y pese a la rebaja del 80%, hasta situarlo en 10 euros el metro cuadrado, sigue siendo muy elevado.

La ZAL de Cartagena es un proyecto estratégico para el gobierno regional, pero el único estudio de viabilidad técnica y económica data de 2017 y vincula la rentabilidad de la ZAL a la existencia del macropuerto de contenedores de El Gorguel que ni está ni se le espera. Ese estudio de viabilidad, cuyo coste ascendió a 100.000 euros, también revela escaso interés por parte de las empresas de Cartagena. De 584 empresas contactadas, solo 118 mostraron interés en la ZAL.

Fuentes expertas consultadas por Onda Cero cuestionan que deba ser la CARM la que arriesgue el dinero de todos comprando esos terrenos en Los Camachos a la Sociedad Estatal de Suelo para promover la ZAL y, sin embargo, no se constituya una sociedad que también comprometa económicamente a los empresarios de la comarca de Cartagena junto a las administraciones públicas.

Desde la Consejería de Empresa e Industria insisten en que “la operación que se lleve a cabo debe ser beneficiosa para toda las partes y no suponer, en ningún caso, un gravamen para la Administración Regional” y añaden “la operación deberá contar con todos los informes positivos y estará supeditada a que se desarrolle conjuntamente el Corredor Mediterráneo y la terminal de contenedores, sin los cuales la ZAL no tendría sentido”.

El pasado 25 de febrero el Consejo de Administración de SEPES aprobó la firma convenio para el desarrollo de la ZAL de Cartagena que establece la venta de los terrenos de su propiedad a la CARM al precio de 10 euros el metro cuadrado.