Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

No Mires Hacia Atrás 21/11/19

Vol. 216 "Coherencia"

Te invitamos a escuchar nuestra playlist de No Mires Hacia Atrás en esta ocasión dedicada a la “coherencia”. Miguel Tébar y Tatiana Tereshkova nos han demostrado en el podcast vol. 216 su compromiso con la “coherencia”, lo que les hace verdaderamente auténticos.

Julián Vigara
  Murcia | 21/11/2019

Tratar ciertos aspectos en clave musical es, sin duda, complejo. Valores intangibles como la amistad, la asertividad, el compromiso, la confianza, el entusiasmo o el respeto ya se han escuchado en NMHA. La próxima semana Tati tratará en solitario otro de ellos y yo, como bien nacido, le estaré agradecido.

Existe una teoría que sostiene que la verdad solamente es la coherencia con un conjunto determinado de proposiciones o creencias. Elementos a priori complejos que requerirían el conocimiento de ciertos filósofos racionalistas. El analítico premio Nobel Bertrand Russell lógicamente objetó en su tratado sobre verdades y falsedades «Dado que tanto una creencia como su negación guardan coherencia con al menos un conjunto de creencias… ambas no pueden ser verdaderas al mismo tiempo (por ser contradictorias)».

La definición que da la RAE sobre la coherencia quizás nos aclare un poco más de qué hablamos: «Actitud lógica y consecuente con los principios que se profesan». El término proveniente del latín -Cohaerentia- quiere decir cohesión y de esto seguramente sepan más los físicos que los teóricos. Pero traído al terreno social más práctico, podemos decir que aplicamos coherencia para describir aquella concordancia entre las ideas y acciones de una persona. Referida a los pensamientos o determinaciones que se llevan a cabo de la manera que fueron diseñados en cada mente humana.

Por tanto, la toma de decisiones que son personales y que no afectan a los que comparten el entorno no tienen que ser necesariamente coherentes para los demás, pero cuando se toma una decisión colectiva, la manera más coherente es que se ejecute con el consentimiento de todos los actores involucrados para así asegurar el óptimo desempeño de los componentes y el resultado propio para cada quien.

Aquí lo dejo, no nos engañemos.

Texto Miguel Tébar, periodista musical de: El País • La Opinión • RockDeLux • Efe Eme…