Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

La Agencia Tributaria sospecha que los viajes podrían tener relación con la redacción del pliego condiciones del concurso que acabó ganando Tribugest.

La juez que instruye el caso pokémon investiga los viajes pagados por el grupo AGBAR a Joaquín Moya Angeler

El grupo AGBAR, al que perteneció la empresa Tribugest y pertenece Hidrogea de suministro y gestión del agua en Murcia, también pagó a Moya Angeler dos estancias en un hotel de lujo de Oviedo cuyas facturas suman más de 2100 euros.

Rosa Roda | Murcia | Actualizado el 18/07/2018 a las 10:08 horas

factura

factura / factura

El caso pokémon que investiga una juez de Lugo aterriza en Murcia salpicando directamente al que fuera concejal de Economía, Hacienda y Contratación, Joaquín Moya Angeler. Según la Agencia Tributaria, Moya Angeler viajó a cargo del grupo AGBAR al que pertenecen las empresas Tribugest e Hidrogea de suministro de agua. La Agencia Tributaria desconoce el motivo de al menos doce viajes a Ciudad Real, Valladolid, Albacete y Barcelona en hoteles donde además coincidía con los más altos representantes de la firma Tribugest entre los años 2007 y 2008, justo cuando se estaba tramitando la adjudicación del concurso municipal que acabó ganando esa empresa para gestionar el cobro de tributos y tasas municipales. Los investigadores sospechan que esos viajes, de corta duración, podrían tener relación con la redacción del pliego de condiciones del concurso o con otro interés que pretendiera lograr la empresa Tribugest. Moya Angeler fue el que introdujo un cambio en el pliego de condiciones al que luego se acogió Tribugest para ganar el concurso. Además la Agencia Tributaria ha descubierto que el grupo AGBAR pagó a Moya Angeler dos estancias de cuatro y tres días (julio y diciembre de 2008) en un hotel de lujo de Oviedo (el hotel Reconquista) cuyas facturas superan los 2.200 euros. Los investigadores creen que puede tratarse de una prebenda. Entre las pruebas recabadas por la Agencia Tributaria también figura la estancia por dos noches en el hotel NH Calderón de Barcelona, en diciembre de 2008, con entradas incluidas al Camp Nou para asistir al partido Barcelona-Real Madrid. La estancia en el hotel y la entrada al partido de fútbol costaron 673 millones de euros que, según el informe de la Agencia Tributaria, pagó Tribugest. Los investigadores consideran que Joaquín Moya Angeler debe ser citado a declarar en calidad de investigado.