Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

El PSOE acusa de negligencia al gobierno regional de López Miras

Usuarios por la Sanidad exige al SMS que aclare la muerte de 13 pacientes por no ser operados a tiempo de corazón

La Asociación de Usuarios de la Sanidad consideran que hay que aclarar esta situación de manera inmediata y hay que informar a los ciudadanos de la realidad de lo que está sucediendo en el SMS con la mayor diligencia.

Rosa Roda
  Murcia | 14/05/2019

La Asociación de Usuarios de la Sanidad se ha dirigido de manera urgente al gerente del Servicio Murciano de Salud para que les proporcione información de los expedientes de Inspección que se siguen sobre este tema y sobre los informes realizados por el Servicio de Cirugía sobre la gestión de las listas de espera en dicho servicio desde 2013 hasta la actualidad, incluida información sobre programación de intervenciones, prioridades del servicio y programación de quirófanos y personal asignado.

Por su parte, el vicesecretario general y portavoz del PSRM-PSOE, Francisco Lucas, ha calificado de “muy grave” que la Fiscalía se haya visto obligada a investigar la muerte de 13 pacientes desde 2015 por no ser operados a tiempo de corazón.

“La negligencia del Gobierno de López Miras, un presidente interino que debe abandonar ya San Esteban porque su proyecto está teledirigido y agotado, está poniendo en riesgo la vida de algunos pacientes que se encuentran en lista de espera y no son atendidos con la urgencia que necesitan” dice Lucas que “la mala gestión, la nefasta planificación y la falta de previsión del Gobierno regional, que a pesar de los excelentes facultativos y profesionales de la Sanidad que tiene la Región está dando lugar a que pasen estos inadmisibles hechos”.

Como informó Onda Cero, la Fiscalía ha abierto diligencias e investiga la denuncia presentada por dos cirujanos de la Arrixcaca, José María Parra y Víctor Glenn Ray, tras comprobar que, al menos, 13 personas han fallecido en lista de espera por no ser operados a tiempo de su dolencia cardíaca, aunque estiman que podrían estar falleciendo entre 5 y 8 personas cada año debido a la "negligente gestión de la lista de espera" de la que responsabilizan en su denuncia al jefe del servicio de cirugía cardíaca del hospital Virgen de la Arrixaca, Sergio Cánovas, al director del citado centro hospitalario, Ángel Baeza y al director gerente del Servicio Murciano de Salud, Asensio López.

Tanto el doctor Parra como el doctor Ray, ambos con una dilatada experiencia quirúrgica en el citado hospital ya que formaron parte del equipo del doctor Ramón Arcas, han documentado el fallecimiento de 13 pacientes desde 2015 y aseguran que "esto es solo la punta del iceberg". A todos se les había asignado un código 3 ó 4 de intervención desde la indicación quirúrgica, lo que significa que debían haber sido operados en un plazo máximo de 3 meses en el caso de código 4 y de seis semanas en el caso de código 3. En los 13 casos de pacientes fallecidos, los denunciantes han comprobado que sobrepasaron el plazo de tiempo establecido en varias semanas, incluso meses. En el listado de casos que han aportado a Fiscalía está el caso de un paciente que debería haberse operado antes de seis semanas y habían transcurrido 150 días cuando falleció por síncope al salir a caminar. Otro paciente de 49 años, que había tenido varios ingresos por angina, se había aceptado para cirugía en noviembre de 2017 y a finales de enero de 2018 ingresó en la UCI por síndrome coronario agudo y edema agudo de pulmón, falleciendo en el ingreso. Debería haber sido operado antes de seis semanas y habían transcurrido 70 días cuando murió.

El doctor Ray asegura que “se ha realizado una mala gestión de la programación de intervenciones porque no se ha respetado el orden temporal que establecen la Sociedad Española de Cardiología y de Cirugía Cardiovascular porque pacientes menos graves han sido operados antes que otros más graves y también han sido operados pacientes con menos tiempo en lista de espera que otros”. Tanto Parra como Ray creen que "si las intervenciones quirúrgicas se hubieran practicado a tiempo, los pacientes no hubieran fallecido" y en su denuncia ante el Ministerio Fiscal explican que "no han faltado ocasiones en las que, ante la suspensión de intervenciones cardíacas por falta de cirujanos, según podíamos ver en los partes de programación de los quirófanos, hemos manifestado nuestra disposición a operar y no se nos ha tenido en cuenta".

Desde la consejería de Salud han informado a Onda Cero que “el Servicio Murciano de Salud era conocedor de las intenciones de los denunciantes de presentar ante la Fiscalía una denuncia de estas características. No es la primera vez que lo hacen. Con anterioridad fueron archivadas. Los denunciantes están apartados del servicio desde hace meses, a consecuencia de un expediente disciplinario, derivado de una investigación por causas graves, que los demandantes han tratado de frenar en todo momento utilizando denuncias ante la Fiscalía” y añade que “desde la Consejería y el Servicio Murciano de Salud la colaboración con el Ministerio Fiscal va a ser máxima, en aras a esclarecer este asunto, que está generando un importante malestar en el servicio de cirugía cardiaca y en el conjunto del Servicio Murciano de Salud donde todos los profesionales están trabajando para ofrecer la asistencia sanitario con seguridad y calidad para los pacientes”.