Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

A día de hoy manifiestan estar al corriente de pago

Parte del campus de la UCAM se hipotecó unilateralmente a favor de la Tesorería de la Seguridad Social para responder de cantidades millonarias.

Según consta en el Registro de la Propiedad, en su momento la Tesorería General de la Seguridad Social aceptó dos hipotecas unilaterales sobre terrenos de la Fundación Universitaria San Antonio, promotora de la Universidad Católica de Murcia, para responder de cantidades millonarias ante este organismo, según consta en la información registral a la que ha tenido acceso Onda Cero. El departamento de comunicación de la Universidad Católica no ha querido precisar, a requerimiento de esta redacción, el origen de esas actuaciones, y si estas cantidades millonarias obedecen a una deuda o un convenio con la Seguridad Social, limitándose a manifestar que, a día de hoy, están al corriente de pago.

Rosa Roda
  Murcia | 10/04/2019
Jerónimos

Jerónimos / Jerónimos

Los terrenos sobre los que constan registralmente como cargas las hipotecas unilaterales son exactamente los mismos sobre los que la Fundación San Antonio solicitó la legalización de las instalaciones que se habían levantado sin la oportuna licencia en la zona sur del Monasterio de los Jerónimos, a pesar de tratarse de terreno rústico, en concreto una tierra de riego y diferentes parcelas que fueron agrupadas mediante una escritura formalizada el 7 de Agosto de 2015.

Apenas tres días después de esta formalización, la Fundación y la Universidad solicitan, el 10 de Agosto de 2015, la autorización excepcional de licencia por razones de interés público. Un mes después la Fiscalía abre una investigación sobre presuntas irregularidades urbanísticas, asunto que está en manos del juzgado de instrucción número 5 de la capital, y sobre el que el fiscal está a la espera de que el juez dicte el auto de procesamiento abreviado para poder formular la acusación.

Las garantías hipotecarias a favor de la Seguridad Social, según el Registro de la Propiedad, se producen en dos momentos diferentes. La primera hipoteca unilateral sobre esta finca fue formalizada en noviembre de 2016 y aceptada el 6 de febrero de 2017 por el entonces Director General de la Tesorería General de la Seguridad Social, Francisco Gómez.

Esta primera hipoteca sirvió para responder de más de 4 millones doscientos mil euros de principal, otros más de 410.000 de intereses ordinarios y más de un millón en costas y gastos, con un plazo de amortización de 60 meses.

Posteriormente, en mayo de 2018, se formaliza una segunda hipoteca unilateral en favor de la Seguridad Social para responder de más de 3 millones y medio de euros de principal, otros más de 337.000 euros de intereses ordinarios y otros 972.000 de costas y gastos, con un plazo de amortización también de 60 meses. Esta segunda hipoteca fue aceptada más recientemente, el 4 de Octubre de 2018, siendo ya Director General de la Tesorería General de la Seguridad Social en la Delegación de Murcia, Javier Albar.

Como indicábamos anteriormente, el departamento de comunicación de la Universidad Católica de Murcia ha querido dejar constancia de estar al corriente, en la actualidad, en los pagos con la Tesorería Territorial de la Seguridad Social.

Por otra parte la Fiscalía se ha opuesto al sobreseimiento solicitado por la UCAM de la causa por delito urbanístico que se sigue en el juzgado de instrucción número 5 de Murcia. La Fiscalía señala en su escrito dirigido al juzgado que considera "improcedente" la declaración de sobreseimiento de la causa "por ser los hechos constitutivos de delito contra la ordenación del territorio" y considera que "se realizaron obras sin licencia en un suelo doblemente protegido que requiere las máximas cautelas frente a todo tipo de transformaciones urbanísticas...". El fiscal subraya en su auto que "cuando se realiza una construcción no autorizada su carácter delictivo viene determinado, no sólo por no estar autorizada sino por no ser tampoco autorizable en ese preciso momento y no en cualquier hipotético tiempo futuro".