Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

La patronal ASEPAL ha reclamado que las autoridades sanitarias actúen ante la fabricación artesanal de mascarillas

Las empresas de Yecla detienen la fabricación altruista de mascarillas tras las advertencias de la patronal ASEPAL

Las empresas fabricantes de Yecla piden una petición por escrito del Servicio Murciano de Salud o del Ministerio de Sanidad para seguir fabricando mascarillas y batas de protección.

Rosa Roda
  Murcia | 02/04/2020
Empresa Fama Sofás

Empresa Fama Sofás / Onda Cero

Las 30 empresas del mueble de Yecla que altruistamente estaban fabricando mascarillas y batas de protección sanitaria y repartiéndolas por todo el país, han detenido en seco la producción después de que la Asociación de Empresas de Equipos de Protección Individual haya emitido un comunicado con el que reclama a las autoridades sanitarias que actúen ante la fabricación artesanal de mascarillas como medida de protección de los profesionales.

ASEPAL considera que las mascarillas de fabricación casera pueden generar una sensación falsa de protección y recuerdan que los equipos de protección individual que se faciliten a los profesionales deben ser siempre equipos seguros que cumplan con los requisitos esenciales de la legislación correspondiente. ASEPAL agrupa en España a los fabricantes/importadores y distribuidores de los equipos de protección individual.

Las 30 empresas del mueble de Yecla, que han fabricado hasta la fecha más de 400.000 mascarillas reutilizables porque se pueden lavar a más de 60 grados, necesitan una petición por escrito del SMS o del Ministerio de Sanidad para seguir fabricando mascarillas y batas protectoras "porque no queremos problemas con la inspección sanitaria".

Los fabricantes yeclanos consideran "un sinsentido" ese comunicado con la falta de equipos de protección que existe y porque desde el Gobierno de España se instó a las empresas españolas a reconvertir sus líneas de producción para ayudar en esta terrible crisis sanitaria. "Puede que nuestras mascarillas no sean para entrar a un quirófano a operar, pero protegen más que no llevar nada" dicen desde Yecla.

Desde ASEPAL aseguran que en su comunicado del pasado 25 de marzo llaman la atención “sobre mascarillas de fabricación doméstica” y subrayan que “este tipo de producción doméstica de mascarillas debe seguir las normas técnicas y sus especificaciones, así como debe ser verificada su efectividad con un laboratorio certificado para ello”.

Según la información remitida a Onda Cero, ASEPAL reitera que "en todo momento los equipos de protección que se faciliten a los profesionales tienen que ser seguros, lo cual implica que se cumplan una serie de especificaciones y se elaboren con los materiales adecuados.”

“La fabricación de equipos de protección por industrias ajenas al sector debería contar con el aval y la supervisión de las autoridades sanitarias. Somos conocedores de diversas industrias que en este sentido se están preocupando porque los equipos de protección que fabrican ofrecen una protección efectiva” explica ASEPA según la información remitida a Onda Cero por ASEPAL.

El consejero de Salud de la región de Murcia, Manuel Villegas, ha anunciado que los servicios jurídicos de la consejería trabajan ya en la redacción de una instrucción para que las empresas de Yecla sigan fabricando mascarillas y batas de protección.

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, informó el pasado 24 de marzo de que estaban analizando las líneas de trabajo desarrolladas por empresas de sectores como automoción, aeroespacial o digital para poner en marcha líneas de producción a gran escala de mascarillas de todo tipo, gafas, batas desechables, electroválvulas y respiradores. Según Maroto, en colaboración con FEDECON (Federación Española Empresas de Confección) se está trabajando con empresas textiles para la fabricación de mascarillas higiénicas y batas en talleres de corte y confección.