Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

La plataforma de afectados por metales pesados lleva dos años demandando la pavimentación del patio y el cambio de cerramiento de las ventanas.

Los análisis alertan de riesgo potencial, tóxico y cancerígeno inaceptable en las instalaciones del colegio San Ginés de la Jara de El Estrecho.

Los análisis realizados en el colegio San Ginés de la Jara de El Estrecho por encargo del Ayuntamiento de Cartagena concluyen que "el riesgo potencial, tóxico y cancerígeno es inaceptable para la vía de contacto directo e ingestión accidental de suelo por parte de los niños y trabajadores en el colegio”.

Rosa Roda | Murcia
| 20/03/2019
colegio san ginés

colegio san ginés / colegio san ginés

El informe realizado por Laboratorios Hera por encargo del Ayuntamiento de Cartagena concluye que “el riesgo proviene de las concentraciones de arsénico y plomo detectados en el suelo del patio del colegio en el que se ha realizado la caracterización físico-química”. El patio del colegio San Ginés de la Jara, donde cada día acuden niños de infantil y primaria, sigue siendo de tierra pese a que padres y madres y la plataforma de afectados por metales pesados del Beal lleva dos años pidiendo su pavimentación y que cambien el cerramiento de las ventanas como hicieron en el colegio de El Llano hace dos años. El portavoz de la plataforma, Juan Francisco Ortuño ha declarado a Onda Cero que "la consejería de Educación y el ayuntamiento de Cartagena llevan dos años pasándose la pelota y no hacen nada pese a que se trata de niños pequeños expuestos a contaminación".

El colegio San Ginés de la Jara está a 500 metros de distancia del colegio de El Llano donde los niños analizados en 2017 dieron niveles anómalos de metales pesados como plomo, arsénico, zinc, cadmio y manganeso. 92 niños de esos niños presentaban cantidades de arsénico en el pelo y las uñas por encima del umbral de seguridad establecido para trabajadores de la minería. La consejería de Salud sigue sin ofrecer los niveles de arsénico detectados en hijos y madres de la sierra minera del estudio epidemiológico EMBLEMA. Datos que la consejería de Salud ha negado incluso al departamento de sociología de la Universidad de Murcia que los había solicitado "debidamente anonimizados".