Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

SUCESOS

Cae un gran tilo en el Parque San Lázaro

El alcalde encargó ya un estudio de las zonas arboladas para garantizar su seguridad.

Adriana Ochoa Arévalo
 |  Ourense | 14/08/2020
Tilo caído en el Parque San Lázaro

Tilo caído en el Parque San Lázaro / Onda Cero Ourense

Un gran tilo cayó en el Parque San Lázaro en la ciudad de Ourense causando un herido leve. El octogenario se encontraba en un banco cuando el árbol cayó estruendosamente y una de las ramas le alcanzó la frente. 'Estoy vivo de milagro' declaró el hombre. Una testigo del hecho apuntó que hubo un segundo hombre bajo el árbol, pero logró apartarse antes de que este cayera. La mujer denunció que las autoridades deben estar al tanto del mal estado de las zonas arboladas y que no hay un buen mantenimiento por parte del Ayuntamiento. Expresa que el tamaño del tilo no se correspondía con las escasas raíces que lo soportaban y que, en su opinión, la tierra es muy poca para los árboles que ahí se encuentran sembrados.

Estoy vivo de milagro

El Ayuntamiento encarga un estudio de las zonas arboladas para garantizar su seguridad

El alcalde se trasladó al céntrico parque después de conocer el suceso junto al jefe de Servicio de Medio Ambiente para evaluar que no se produjeran daños de consideración. Anunciaron que encargarán la realización de un estudio sobre el estado de la masa arbórea de los parques más concurridos de la ciudad a la empresa que gestiona las zonas verdes. “Temos que minimizar a tope os riscos. Os nosos parques teñen que ser seguros, e o que ocorreu hoxe ten que ser algo puntual e esporádico”, señaló el alcalde.

Las primeras estimaciones del ente municipal apuntan a que la causa del suceso fue la fuerte lluvia que cayó el día miércoles en la ciudad y que hizo que el terreno en el que se asienta el árbol perdiese estabilidad. Reconocen que el tilo tenía un gran tamaño para las escasas raíces que tenía y que el riego sistematizado junto a las fuertes lluvias originaron una descompensación de peso.

Las labores de retirada del tilo se llevaron a cabo en el transcurso de la mañana y ya no representa ningún peligro para los que allí circulan; sin embargo, la zona sigue parcialmente cerrada.