Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

La vista oral se prolonga hasta el 21 de septiembre

Los imputados por el crimen de la Avenida de Colón se declaran inocentes

Ayer martes comenzaba en la Audiencia Provincial de Badajoz el juicio contra los dos acusados de asesinar a un hombre de 78 años en su domicilio de la Avenida de Colón el pasado 20 de enero de 2011. El fiscal y la acusación piden 23 años de cárcel para cada uno de ellos, mientras sus abogados piden la absolución alegando que ninguno de ellos estuvo en la vivienda del fallecido en ese día.

Redacción | Badajoz | 19/09/2012

Hoy miércoles, con la comparecencia de testigos, continua en la Audiencia Provincial de Badajoz el juicio contra un hombre de 37 años y una mujer de 31 años acusados de asesinar y robar a una persona de 78 años de edad en su propio domicilio, hechos que ocurrieron el pasado 20 de enero de 2011. En la jornada de ayer, los acusados se declararon inocentes, al declarar ante el juez que no estuvieron en el piso del fallecido.

En su intervención, la mujer, que conocía al fallecido desde la infancia, aseguraba que cogió un taxi desde Los Colorines hasta la Avenida de Colón para desplazarse luego a su casa y posteriormente volver a Los Colorines. Con respecto a sus muestras de ADN encontradas en el cuerpo del fallecido, la acusada afirmaba que corresponden a un abrazo que se dieron días antes, cuando ella le confesaba sus problemas con las drogas. La mujer apunta que no necesitaba robar al asesinado ya que siempre le prestaba dinero.

Mientras, el acusado indicaba que acompañó a la mujer en el taxi, pero que luego se separaron. Asegura que estuvo en la zona, pero que huyó de allí al ver la llegada de la policía, ya que tiene pendiente un año de cárcel. En sus declaraciones, ambos imputados insinuaron que pudo ser el otro, aunque ninguno aportó evidencias.

Por su parte, la policía nacional encargada de la investigación explicó ante el juez que los dos acusados fueron localizados a través de las llamadas realizadas a radio taxi, que comprobaron coincidían con el mismo número que llamó ese día a casa del fallecido. Además, aportaron la declaración de testigos que aseguraban haber visto a los acusados por la zona.

La vista oral está prevista que se prolongue hasta el próximo día 21 de septiembre. En sus conclusiones provisionales, la fiscalía y la acusación copmarten la calificación de los delitos de asesinato y robo con violencia, por lo que piden 23 años de cárcel para cada uno, 18 por el primer delito y 5 por el otro. Por su parte, la defensa solicita de ambos solicitan la absolución ya que no hay pruebas que los incrimine.