Torrevieja y el Mar

Alfonso Ramos volvió a sentar cátedra con su conferencia Las áreas marinas protegidas: una inversión de futuro

En la misma Noche Europea de los Investigadores, que se celebraba el viernes 24 de septiembre, simultáneamente en 29 países, tuvo lugar el brillante cierre del XIII Ciclo de conferencias «Torrevieja y el Mar» organizado por Ars Creatio. El Centro Cultural Virgen del Carmen, a las 20 horas, acogió también esta segunda conferencia, con la presencia de los concejales José Antonio Quesada y Gitte Lund Thomsen. María Luisa Molina presentó el acto con la peculiaridad de dirigirse a quien fue su profesor de Biología Marina y dejó un recuerdo imborrable, en la propia asociación, con su charla de hace cuatro años, hasta el punto de haber sido la inspiración de la tetralogía de teatro infantil escrita por Eliseo Pérez para divulgar el cuidado de nuestro medio ambiente costero.

Onda Cero Vega Baja

Vega Baja | 27.09.2021 11:28

Alfonso Ramos volvió a sentar cátedra con su conferencia  Las áreas marinas protegidas: una inversión de futuro
Alfonso Ramos volvió a sentar cátedra con su conferencia Las áreas marinas protegidas: una inversión de futuro | onda cero vega baja

Y respondió Alfonso Ramos, cómo no, a la expectación despertada. Con una cuidada selección de fotografías de gran belleza y precisión, explicó al público la importancia de las áreas marinas protegidas, pese a la complejidad que puede exigir su desarrollo. Por las especiales características del medio marino (reproducción por larvas), las zonas deben delimitarse muy bien para proteger a las distintas especies en el momento en que lo necesitan. Ha de tenerse en cuenta su triángulo migratorio (áreas de adultos, reproductora y de juveniles). Se da la circunstancia de que los peces se reproducen durante toda su vida (la densidad estimula la reproducción); y además, cuanto mayores son más huevos ponen y más viabilidad ofrecen. Otras especies, como la lapa o el mero, cambian de sexo.

Las especies sésiles (fijas, como las esponjas, los corales o los mejillones), frágiles ante el impacto humano, son llamadas también bioingenieras por generar hábitats que facilitan el asentamiento de otras muchas, en bosques de algas o praderas submarinas. El impacto puede ser irreversible (pérdida de especies, destrucción de hábitats, obras, pesca de arrastre de fondo, especies invasoras) o reversible (sobrepesca, contaminación, eutrofización), si bien este segundo tipo puede acarrear peligro para la salud o la economía humanas.

Un área marina protegida requiere planificación, ordenación y gestión. En España hay en la actualidad 24 reservas de distintos tamaños (pequeño, mediano y grande), que dependen de su cercanía con la costa y la subsiguiente presión turística. El reto futuro consiste en habilitar reservas marinas en alta mar y en núcleos urbanos. En el caso concreto de nuestro litoral —en Torrevieja, pese a la afluencia de visitantes, el medio marino se mantiene bien conservado—, está en proyecto un área marina protegida desde Cabo Cervera hasta la punta del Salaret, y otra desde Ferrís-Punta Prima hasta la cala de la Mosca. El tiempo y las respectivas Administraciones dirán si, tras los estudios pertinentes, terminan llevándose a cabo.

La última imagen de la conferencia se dedicó a José el Skipi (un pescador de Tabarca) y su hijo, para subrayar que la protección del medio ambiente también trae consigo la conservación de nuestras tradiciones y medio de vida de muchas familias. Se agradeció el tono positivo de la conferencia, pues Alfonso Ramos ofreció soluciones y diversas posibilidades, demostrando con su trabajo que la naturaleza, aun con épocas de dificultad, siempre acude en nuestro propio beneficio.

Después de las preguntas del público, en las que brotó la preocupación por este futuro inmediato, la presidente de Ars Creatio, Josefina Nieto, destacó el camino a la esperanza abierto por el ponente, al que entregó un barco de sal como recuerdo y agradecimiento.

Cerrando el conjunto de actividades Mednight, el sábado 25, en el mismo lugar y a la misma hora, tendrá lugar el monólogo-espectáculo «La música de las matemáticas», con la participación de Santi García Cremades, colaborador en diversos programas nacionales de radio y televisión.

Torrevieja seguirá mirando al mar, ahora con la esperanza transmitida por Alfonso Ramos.

Alfonso Ramos Esplá

Natural de Alicante, Alfonso Ramos es doctor en Ciencias Biológicas por la Universidad de Barcelona, catedrático de Biología Marina de la Universidad de Alicante y director científico del CIMAR (Centro de Investigaciones Marinas) de Santa Pola, desde su creación en el año 2005 hasta hace unos meses, en que le ha pasado el testigo a otra persona después de más de 15 años al frente.

Trabaja en los campos de biodiversidad marina del Mediterráneo, el Atlántico, el Ártico y Antártico, en especies exóticas, en hábitats marinos (como roca litoral, Posidonia, coralígeno, o maërl), en los impactos y su protección, participando en la protección de áreas marinas de España, Chipre, Argelia, Túnez, Israel y el Líbano, o en la colocación de arrecifes artificiales anti-arrastre en España, Chipre, y Túnez.

A modo de ejemplo, Alfonso Ramos fue el impulsor de la catalogación de la isla de Tabarca como Reserva Marina, un gran hito por ser la primera con esa categoría creada en nuestro país en 1986, y gracias a ello, actualmente es un refugio de la biodiversidad mediterránea, ya que se estima que sus 1.400 hectáreas submarinas albergan unas 4.000 especies de fauna y flora.

Es autor de más de 150 publicaciones científicas y divulgativas. Colabora con las Directivas Marco del Agua y de la Estrategia Marina de la Unión Europea. Actualmente, participa en el proyecto europeo LIFE INTEMARES (el mayor proyecto de conservación marina en Europa); en concreto, en el estudio de los cañones submarinos del Escarpe de Mazarrón y el seco de Palos.

Para hacernos una idea, el proyecto europeo LIFE INTEMARES es un proyecto que coordina el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, que invertirá cerca de 50 millones de euros hasta el año 2024, con el compromiso internacional de proteger la superficie marina, y gracias a ello se ha aumentado la superficie marina protegida en España del 8 al 12%. En este proyecto también participan como socios el Instituto Español de Oceanografía, la Confederación Española de Pesca, SEO/BirdLife y WWF-España.