debate fiscal

Ximo Puig anuncia una bajada de impuestos en Valencia que choca con el discurso de Moncloa

El presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, ha anunciado una bajada de impuestos para todas aquellas rentas inferiores a los 60.000 euros. Una política que choca con el discurso del Gobierno que ha pedido "responsabilidad".

ondacero.es

Madrid | 27.09.2022 14:23

Ximo Puig anuncia una bajada de impuestos en Valencia que choca con el discurso de Moncloa
Ximo Puig anuncia una bajada de impuestos en Valencia que choca con el discurso de Moncloa | EFE

El 'president' de la Generalitat, Ximo Puig, ha avanzado este martes algunas de las medidas que incluirá la reforma fiscal valenciana, que tendrá efectos "desde ya" y con carácter retroactivo desde el 1 de enero de 2022 y beneficiará a todos los ciudadanos que cobran menos de 60.000 euros al año, "la mayoría de la sociedad".

En concreto, la primera medida es aumentar en un 10% la cuantía exenta de tributación a todos los valencianos, "el máximo que permite la norma"; la segunda es una nueva tarifa autonómica del IRPF para 2022, con nuevos tramos adaptados a la inflación, y la tercera es la ampliación en un 10% de "todas las deducciones y bonificaciones fiscales".

En su intervención inicial en el Debate de Política General en Les Corts, Puig ha hecho hincapié en que estas medidas van dirigidas a los contribuyentes que cobran menos de 60.000 euros; es decir, 1,34 millones de valencianos y el 97,4% del total. Serán de aplicación en la declaración de la renta de 2022.

"Nuestra perspectiva es clara: no al populismo fiscal (...) Esa es la diferencia", ha recalcado en alusión a la postura de los presidentes autonómicos del PP, insistiendo en que es una reforma pensada para la mayoría y que los más ricos "pagarán igual que hasta ahora".

Cambio de discurso en sólo cuatro días

El pasado 23 de septiembre de 2022, hace cuatro días, el presidente valenciano pedía que se castigara con la financiación autonómica a las comunidades que bajen impuestos. Concretamente decía que "si hay algunas comunidades que pretenden el desarme fiscal, pues que el esfuerzo fiscal también se compute a la hora de la distribución de los ingresos del estado".

Hoy, Puig ha anunciado una bajada de los impuestos pero defiende que lo suyo es para ayudar a los que no llegan a fin de mes, es decir, el 97% de la población valenciana.

Puig ha celebrado lo que él ha llamado "giro fiscal" impulsado por su gobierno, "de la fiscalidad más regresiva a la fiscalidad más progresiva. "No como en otros sitios, aquí ni inmovilismo ni regalos fiscales a las fortunas", ha abundado, para proclamar que "si unos bajan impuestos a los más ricos, aquí se ayuda a llegar a fin de mes" porque "no se trata de mercadear" sino de que haya justicia fiscal.

El Gobierno le pide "responsabilidad"

La ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, ha eludido responder hoy expresamente si el Ejecutivo está de acuerdo o no a la decisión del presidente valenciano pero de manera genérica sí ha pedido un "discurso responsable" a todas las CCAA porque cada vez que se reducen ingresos "está el debate de qué recortar".

Rodríguez ha insistido en que la política fiscal del Gobierno es la de la "justicia social" para que esta crisis "no la pagan los de siempre" y ese será, ha dicho, el enfoque del paquete fiscal que prepara el Ejecutivo con el fin de que los que más tienen más contribuyan y que no se produzcan "regalos fiscales" de la clase media y trabajadora a los más ricos.