infracción muy grave

Inspección de Trabajo multa a la EMT de València con medio millón de euros por cesión ilegal de empleados

El PP desvela el contenido de la resolución sancionadora y advierte de que el perjuicio para la empresa pública puede llegar al millón de euros

Nacho Reig

València | 06.06.2022 12:41

Autobús de la EMT
Autobús de la EMT | Onda Cero

La Inspección de Trabajo ha multado con más de medio millón de euros a la EMT de València por cesión ilegal de trabajadores, según ha revelado el PP. La sanción responde a una denuncia del sindicato CGT por la externalización de servicios y la subcontratación de empleados que realizan las mismas funciones que la plantilla de la empresa pública, pero con menor salario. Más concretamente, la resolución hace referencia a los trabajadores que realizan labores de conductor de maniobras, que son los que mueven autobuses dentro y fuera de las cocheras en el turno de noche con el fin de facilitar la limpieza de las instalaciones, o de llevarlos a los fosos de reparación.

La denuncia de CGT sobre estas subcontrataciones generó el pasado mes de septiembre varias actas que han derivado la multa desvelada por el PP, que asciende a 524.000 euros. La Inspección de Trabajo sanciona a la EMT por una infracción muy grave relacionada con la cesión ilegal de trabajadores y por omisión de liquidación de las cuotas de los trabajadores afectados. Los populares advierten de que el perjuicio económico puede llegar hasta el millón de euros, puesto que 16 trabajadores afectados por la extinción de sus contratos han acudido a los tribunales. Además ya ha habido una primera sentencia que condena a la EMT a admitir a una empleada como trabajadora de la compañía pública cuando provenía de una empresa de servicios subcontratada.

La portavoz municipal del PP, María José Catalá, no entiende cómo un gobierno municipal de izquierdas puede ser condenado por un asunto como éste:

El PP ha anunciado que pedirá la convocatoria de un Consejo de Administración extraordinario de la EMT para que se destituya al concejal Giuseppe Grezzi como máximo responsable de la compañía y se intervenga la empresa por parte del Ayuntamiento.