El año de su Centenario

El embrujo del viejo Mestalla

Es el estadio más antiguo de Primera División

Eduardo Esteve

Valencia | 15.08.2022 12:32

Habrá ambientazo en Mestalla ante el Real Madrid
Habrá ambientazo en Mestalla ante el Real Madrid | ondacero.es

Mestalla es la casa de los valencianistas, el templo, el lugar de reunión de varias generaciones en torno a un sentimiento común, el sitio donde miles y miles de valencianistas han sido felices y desdichados, han celebrado, sufrido, llorado, reído y compartido millones de momentos con sus seres queridos. Es el embrujo de Mestalla.

Mientras el Valencia lleva desde 2007 intentando cambiar de estadio, mientras continúa la pelea entre las instituciones y el propio Valencia por el Nuevo Mestalla, ayer arrancaba la temporada 2022-2023 en el viejo estadio valencianista. Se trata de la número 88 en Primera siendo el único estadio en alcanzar ese registro. En estos años, según Ciberche (la mejor y mayor web de datos valencianistas) hasta ayer se habían jugado 1426 partidos consiguiendo 892 victorias (63%) 316 empates (22%) y 218 derrotas (15%) Y Mestalla ha sido testigo de 2.994 goles del Valencia frente a los 1.332 que ha encajado.

Esta temporada Mestalla será Centenario, El 20 de mayo de 1923 se inauguraba el nuevo estadio con un encuentro frente al FC Levante. Antes los valencianistas disputaban sus encuentros en el estadio de Algirós con capacidad para 8.000 espectadores y que se había quedado ya pequeño dado el gran número de adeptos que habían ido ganando con los años.

Por ello se buscó unos terrenos un poco más al norte para albergar la nueva casa de los valencianistas. Con Ramón Leonarte en la presidencia se encontraron unos junto a la acequia de Mestalla que fueron comprados por 316.439,20 pesetas de la época. El arquitecto y socio del club Francisco Almenar Quinzá fue el encargado del proyecto mientras que las obras de construcción fueron encargadas al también socio del club Ramón Ferrer Aguilar.

Ya el 20 de mayo de 1923 se disputó el partido inaugural del nuevo estadio con capacidad para 17.000 espectadores distribuidos en diez gradas de madera para la general de pie, cinco filas de butacas de preferente más otros cinco palcos de preferente a pie de pista. El alcalde Juan Artal realizó el saque de honor de un partido que acabó con victoria valencianista 1-0 ante los vecinos del FC Levante. El tanto del Valencia fue anotado por Montes.

El 20 de junio de 1925, Mestalla acogía el primer partido de la selección española. El combinado nacional se midió a Italia en un partido que terminó con victoria local por 1-0 con el gol anotado por Errazquín.

Las primera reformas

Con una capacidad inicial de 17.000 aficionados, el estadio comenzó a sufrir diferentes reformas para aumentar su capacidad. La primera fue en 1927. En ese año se cambió la tierra por el césped por primera vez y se amplió la capacidad con un coste de 211.981,70 pesetas. Con las obras terminadas se inauguró de nuevo el 23 de enero de 1927 con una capacidad para 25.000 espectadores.

Pero la gran reforma se produjo en la década de los 50. Bajo la presidencia de Luís Casanova se aprobó un acuerdo de ampliación que aumentaría su capacidad hasta las 45.500 localidades. Para realizar las obras se consiguió un crédito del Banco Hipotecario y se vendieron abonos para 15 años además de obligaciones a diversas entidades bancarias. Se construyó el graderío sur y sus accesos previa compra de los terrenos necesarios a la Comunidad de Regantes de la Acequia de Mestalla y otras parcelas colindantes.. En el graderío norte se pusieron 30 gradas más y se unió con la tribuna cubierta que también fue reformada y ampliada. El coste total fue de 47 millones de pesetas (18 millones los graderíos, 21 millones la reforma de la tribuna y 7 millones para la adquisición de los terrenos)

El 14 de octubre de 1957 la ciudad sufrió una terrible inundación conocida como la Gran Riada del río Turia. Las instalaciones de agua y luz de Mestalla quedaron destrozadas. Sin embargo el 17 de marzo de 1959 se inauguró la luz artificial del estadio.

La última ampliación data de finales de los 90 cuando el presidente Francisco Roig añadió tres nuevas gradas el parte norte, la grada sur y la grada central con la intención de alcanzar los 70.000 espectadores. Finalmente se quedaron en 55.000 porque el Tribunal Supremo declaró ilegal las obras previa denuncia de los vecinos.

Los cambios de nombre

El nombre de Mestalla proviene de la acequia que pasa por debajo del propio estadio. Pero Mestalla no siempre se ha denominado así. Esa fue su nomenclatura inicial pero el 23 de agosto, a propuesta del entonces presidente Julio de Miguel se cambió el nombre oficial por el del ex presidente Luís Casanova. El nuevo nombre se mantuvo durante 25 años hasta que el 6 de noviembre de 1994 el propio Luís Casanova pidió en una carta mandada al entonces presidente del club Paco Roig que se volviera a denominar Mestalla.

Grandes momentos de un estadio emblemático

Seguro que todos los que han pisado Mestalla alguna vez guardan algún recuerdo especial. Cien años dan para muchos momentos imborrables y muchos recuerdos. Desde anuncios míticos como el de Mitsubishi o el de "no es una más, es una Kripxe" pasando por las sillas de enea, las almohadillas verdes que se vendía al inicio de cada partido, el videomarcador gigante inaugurado con motivo del Mundial 82 y pasando por los gritos de "hay bombón helado" hasta los intentos de Manolo "el del Bombo" por lanzar su bombo al graderío. Y es que Mestalla ha acogido grandes tardes y noches de fútbol.

La primera ocasión en que Mestalla acogió una final de la Copa del Rey fue en 1926. La jugaron el FC Barcelona y el Athletic Club de Madrid con victoria catalana por 3-2 después de una prórroga. El 3 de marzo de 1929 acogió su segunda final y antes de la Guerra Civil, el 21 de junio de 1926 la tercera. Ya durante la Guerra Civil sufrió numerosos daños conservándose únicamente la estructura de la tribuna. El club con la ayuda de la Federación acometieron la reconstrucción bajo la dirección de los arquitectos valencianos Manuel y Salvador Pascual Gimeno.

En 1982 fue sede de los partidos de la selección española en la fase de grupos del Mundial disputado en España. Honduras, Yugoslavia e Irlanda del Norte fueron los rivales del combinado nacional. Y ya en 1992 con motivo de los Juegos Olímpicos fue nuevamente una de las cuatro sedes volviendo a acoger los encuentros del grupo de la Selección Olímpica de fútbol frente a Colombia. Egipto y Qatar y los 1/4 de final ante Italia y la semifinal frente a Ghana.

Pero además de estos encuentros internacionales, Mestalla ha sido testigo de grandes noches vividas por los valencianistas tanto en el campeonato doméstico como en partidos internacionales. Siempre fiel a su equipo, "Mestalla nunca falla" muchos han sido los que han quedado impresionados con el ambiente que se vive en sus graderíos en cada partido. Y muchos son los que han manifestado en alguna ocasión que "Mestalla gana partidos".

Con 6 títulos de Liga, 8 de Copa del Rey, 1 UEFA y 2 Copas de Ferias, 2 Supercopas de Europa, 1 Recopa de Europa, 1 Supercopa de España y dos subcampeonatos de la Liga de Campeones, no cabe duda que Mestalla ha tenido mucho que ver en todas esas conquistas a lo largo de estos cien años. Y los que quedan.