Se pararon en 2009

Se cumplen 15 años del inicio de las obras del Nuevo Mestalla

Mientras se sigue negociando con el Ayuntamiento poder reanudarlas

Eduardo Esteve

Valencia | 01.08.2022 09:40

Nuevo Mestalla
Nuevo Mestalla | ondacero.es

El 1 de agosto de 2007 el Valencia iniciaba la construcción del Nuevo Mestalla. Un proyecto faraónico ideado por el ex presidente Juan Soler. Su coste previsto era de 350 millones de euros y con una capacidad para 75.000 espectadores. En su cubierta venían representados todos los barrios de Valencia y el diseño fue presentado ante más de mil personas en la Ciudad de las Artes y las Ciencias. La maqueta de aquel primer Nuevo Mestalla llegó a Valencia custodiada por seguridad privada. Quince años después poco o nada queda de aquel diseño inicial.

Las obras tuvieron que detenerse en 2009 por falta de liquidez. El Valencia había comenzado a construir su nueva casa sin vender la anterior y sin financiarla. Ante la falta de ofertas por las parcelas del actual Mestalla y de dinero para continuar con ellas, un 25 de febrero de 2009 se paraban las obras de un estadio que debería haber sido inaugurado en la temporada 2010-2011.

A partir de ese momento comenzaron las promesas incumplidas, los cambios de diseño y el abaratamiento del coste. Antes de parar las obras, el que era presidente del Valencia, Vicente Soriano había manifestado en una Junta de Accionistas que "el nuevo estadio del club estará acabado e inaugurado en enero de 2010. Lo hemos conseguido. La parcela de Mestalla se ha vendido, pero los detalles los daré cuando corresponda". Nada que ver con la realidad.

Con Manuel Llorente en la presidencia llegaron los primeros retoques del diseño e incluso se contrató a un despacho de arquitectos externo al de Mark Fenwick. Más de lo mismo. Ni un solo obrero volvió a asomar por las obras del Nuevo Mestalla por aquel entonces.

Con la llegada de Amadeo Salvo se volvió a contactar con Fenwick para que hiciera un primer rediseño. Se abarató el coste en 60 millones de euros y se rebajó la capacidad a 61.000 espectadores. Nada. El nuevo estadio siguió exactamente igual de parado.

En 2014 Peter Lim se hacía con la mayoría accionarial del Valencia. En aquel proceso de compra se repitió una y otra vez que con su llegada se acabaría el Nuevo Mestalla. Incluso Aurelio Martínez, presidente de la Fundación, llegó a manifestar que "se compromete a acabar el estadio para el Centenario (2019)". La realidad fue que en el documento de venta de las acciones no se estableció ningún compromiso salvo aquella famosa frase que decía "procurará acabar el nuevo estadio". Sin penalización alguna, Peter Lim jamás dió muestras de estar interesado en reanudar las obras.

En 2017 se presentaba un nuevo diseño. La capacidad se mantenía en 60.000 espectadores pero se anulaba la pista de atletismo y se optaba por una cubierta mucho más convencional.

Y fue pasando el tiempo hasta cumplirse esos 15 años desde que arrancaran las obras. La llegada del fondo CVC que dota al Valencia de 80 millones de euros para mejora de infraestructuras y la declaración de caducidad de la ATE parece que han abierto de nuevo la posibilidad de que las obras se vuelvan a empezar. Pero antes habrá que llegar a un acuerdo con el Ayuntamiento que insiste en que la capacidad debe ser de 70.000 espectadores mientras el Valencia ha presentado un proyecto modificado de 66.000 ampliable hasta esos 70.000. En la última reunión, la del pasado viernes, la ex presidenta y mano derecha de Peter Lim, Layhoon ya advertía que había sido "un paso atrás".

El viernes os desvelábamos en Onda Cero Valencia en exclusiva los detalles respecto a la capacidad del proyecto modificado presentado por el Valencia al Ayuntamiento de Valencia.. Picha aquí para verlo.

Detalles de capacidad del Nuevo Mestalla

Detalles de capacidad del Nuevo Mestalla / ondacero.es