ENTREVISTA EN ONDA DEPORTIVA VALENCIA

Rubén Baraja: "Si llegamos a la final estaré ahí en Sevilla animando como uno más"

Los miércoles en Onda Deportiva Valencia repasamos en la sección Álbum de Cromos una parte de la historia del Valencia CF. Son ellos quienes nos cuentan sus experiencias, anécdotas, etc. Hoy desde el mercado de Colón, el protagonista ha sido Rubén Baraja.

ondacero.es

Valencia | 06.02.2019 18:06

Vistió la camiseta del Valencia CF durante diez temporadas consiguiendo dos ligas, una UEFA, una Supercopa y una Copa del Rey. Éste último, en 2008, es el último trofeo ganado por el Valencia CF. Con la posibilidad real de poder disputar una nueva final de copa este año, Baraja reconoce que "yo lo que espero es que el Valencia CF sea capaz de llegar a la final. Que no va a ser fácil. Es una eliminatoria complicada aunque no se le haya dado hasta ahora importancia. Yo soy de los que piensa que el Valencia CF debe optar a todos los títulos de las competiciones en las que esté. Según ha ido avanzando la competición te vas dando cuenta que es posible llegar. Lo del otro día de Getafe ha levantado mucho la confianza de los futbolistas. Poder jugar una final en el año del Centenario es una oportunidad única y espero que la aprovechen. Si llegamos a la final estaremos ahí en Sevilla animando como uno más. Creo que es importante tener otra vez la posibilidad de que la gente se ilusione y que el equipo vuelva a tocar metal".

Llegó en la temporada 2000-2001 procedente del Atlético de Madrid. "yo era la tercera opción. Estaban Makelele y Sergio por delante de mí. Subirats, apoyado por Cúper confiaron en mi. Cúper vio la final de Copa que jugué con el Atleti en Mestalla y ahí decidieron que podía ser una opción. Yo me enteré que el Valencia me quería a las tres de la mañana después de una comida con el Atleti. Me dijo que estuviera con el teléfono abierto porque era una posibilidad real. Tuve el sentimiento de seguir en el Atleti porque confiaron en mi desde el principio pero ellos necesitaban vender y el Valencia CF pagó mi cláusula de rescisión. Doce millones de euros"

En esa primera temporada en las filas valencianistas se repitió final de la Champions. "de la final de Milán recuerdo que fue un partido muy igualado. Es verdad que tuvimos la de Zahovic pero al final tuvimos que jugárnosla en los penaltis. Creo que ahí siempre hay un gran componente de azar. Tuvimos muchas opciones pero llegó aquel fatídico penalti de Pellegrino”. Antes, si Carboni hubiese marcado el suyo, a Baraja le hubiese tocado la responsabilidad de anotar el último para ser campeones. “Me tocó tirarlo para seguir que es mucho peor. Si hubiese fallado se habría acabado la tanda. Era una gran presión. Nos faltó fortuna y para mi es el recuerdo más amargo de mis años en Valencia".

Más tarde llegaría la primera de las dos ligas. Fue en la temporada 2001-2002. Todos recordamos sus goles ante el Espanyol. Aquella remontada hizo creer a los valencianistas que se podía ganar la liga treinta años después. "El partido ante el Espanyol fue el reflejo de aquella temporada. Expulsaron a Carboni y de lo indignado que estaba se marchó a su casa porque no quería ver que iba a pasar. Después del partido tuve que llamarle para decirle que estuviera tranquilo que le habíamos dado la vuelta al partido”. Y fue con dos goles de Baraja. “El segundo gol voy con los brazos abiertos porque quería abrazar a todo Mestalla. Era una sensación de felicidad porque era casi ganar la liga. Salí corriendo hacia todas partes".

De la segunda liga, la de la campaña 2003-2004 es famoso aquel penalti pitado contra el Valencia CF en el Bernabéu. Se dijo que lo de Marchena a Raúl era una llave de judo. "El Ushiro Nage. En mi vida he tenido alguna injusticia como la del mundial de Corea con Al Gandhur pero en aquel partido sentí mucha impotencia. Nunca me había sentido tan humillado como en la acción del penalti. Al árbitro le dijimos tantas barbaridades que no sé cómo no nos expulsó a siete. Por fortuna no fue determinante para el campeonato”.

Del último título del Valencia CF, la Copa del Rey de 2008 que apenas se celebró, recuerda Baraja que "tenía mucha ilusión por ganar la Copa de 2008. Me tocó asumir el papel de capitán ese año porque Albelda estaba fuera del equipo. Fue muy especial ganarla porque ya había perdido dos finales con el Atleti. Y no fue fácil porque tuvimos que eliminar a equipos como el FC Barcelona y el Atlético de Madrid. Es verdad que el fin de semana siguiente fuimos goleados por el Athletic y nos pusimos muy cerca del descenso. Fue normal no celebrarlo porque en la liga estábamos en una situación muy delicada”.

En el año 2010 tocó abandonar el fútbol. Su despedida en Mestalla fue emotiva. "Cuando me tocó marcharme en el año 2010 me voy con la satisfacción de que el Valencia CF volvió a la Champions. Yo quería dejar yo el fútbol y no que el fútbol me dejara a mi. Quise marcharme con una buena sensación. No tenían intención de renovarme aunque pienso que podía haber jugado un año más. Mi despedida fue en casa ante el Tenerife. Fue muy especial poder marcharme en Mestalla. Fue imborrable. Me escribió gente diciéndome que vendrían al partido solo por verme a mi, por agradecerme todos esos años, por despedirse. Tuve ofertas para seguir jugando al fútbol pero decidí que mi último equipo tenía que ser el Valencia CF".

Y termina descubriendo el que durante años fue un gran secreto. “Lo de Pipo me lo pusieron en el Atleti. Yo era un chaval y ya sabes… el chupete, el nene… me lo pusieron entre Cristian Díaz y el “Pipo” Gorosito. Eran argentinos y allí se lleva mucho eso de los motes”.

LO MÁS