caso ivam

Consuelo Císcar, absuelta por la compra de obras presuntamente falsas de Gerardo Rueda

La Audiencia de Valencia considera que las piezas adquiridas por el museo valenciano son auténticas y su precio adecuado

ondacero.es

València | 17.12.2021 14:15

Consuelo Císcar
Consuelo Císcar | EFE

La Audiencia de Valencia ha absuelto a la que fuera directora del Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) entre 2004 y 2014, Consuelo Ciscar, al exdirector económico del museo, Juan Carlos Lledó, y al hijo del escultor Gerardo Rueda, José Luis Rueda, de los delitos continuados de prevaricación, falsedad, malversación y estafa de los que se les acusaba por la compra para el centro cultural de una serie de obras. El tribunal no aprecia en la conducta de los acusados "el requisito del engaño", pues las piezas del citado escultor vendidas a la pinacoteca pública eran auténticas y el precio que se pagó por ellas "fue acertado o en su caso muy beneficioso", según la sentencia dada a conocer por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV).

Esta causa abordaba el presunto fraude perpetrado por la entonces cúpula directiva del IVAM mediante la compra, con cargo a los fondos públicos, de 58 reproducciones de obras del artista ya fallecido Gerardo Rueda. La Audiencia ha decidido absolver a los tres acusados al no aceptar la concurrencia "del requisito del engaño" y concluir que las piezas en cuestión eran auténticas.

Condenada por promocionar a su hijo

El pasado mes de agosto Consuelo Císcar resultó condenada por otra de las piezas relacionadas con su gestión al frente del IVAM. En concreto por prevaricación administrativa y malversación en la promoción de la obra de su hijo con fondos públicos del museo.

La Audiencia de València le impuso por este asunto una pena de un año y medio de prisión -que quedó suspendida con la condición de no delinquir en el plazo de dos años- y dos años y medio de inhabilitación para empleo o cargo público.

La sentencia estableció que Císcar, "consciente de las dificultades que existen para alcanzar el éxito en este sector de la cultura, aprovechando sus conocimientos, sus contactos y su posición al frente de una de los museos más importantes de la Comunitat Valenciana, se erigió en la coordinadora del proyecto profesional de su hijo, organizándole exposiciones por distintos países, haciéndolas coincidir con las exposiciones que ella misma proyectaba en el IVAM, a fin de costear, en algunos casos, su asistencia a las inauguraciones de las muestras de su hijo con fondos públicos del museo".