Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

La actuación se incluye en el proyecto de remodelación de la Plaza de San Agustín

El Ayuntamiento convertirá media Avenida del Oeste en una vía de un solo carril por sentido y uso exclusivo para el transporte público.

El Ayuntamiento de València convertirá la mitad de la avenida del Oeste en una calle de uso exclusivo para el transporte público, y con un solo carril para cada sentido de la circulación. Será la segunda vez en pocos años en que el gobierno de Joan Ribó intervenga en esta vía, después de que en 2016 la transformara en una calle de doble sentido.La actuación se enmarca en el proyecto de remodelación de la plaza de San Agustín y su entorno, cuyos detalles ha explicado el concejal de movilidad, Giuseppe Grezzi.

ondacero.es
  València | 16/01/2020
Remodelación Plaza de San Agustín y su entorno

Remodelación Plaza de San Agustín y su entorno / Onda Cero

El proyecto abarca la propia plaza de San Agustín, la avenida del Oeste, y el tramo de la calle San Vicente hasta la plaza de España.

En la avenida del Oeste se ensancharán las aceras de ambos lados y se dejará un carril para cada sentido en el tramo entre San Agustín y Quevedo, por donde sólo podrá circular el transporte público. De esta manera, los coches que salgan del aparcamiento de la plaza Ciudad de Brujas deberán abandonar la avenida en la calle Quevedo y salir a Guillem de Castro. También está previsto peatonalizar la calle Huesca.

En la zona de la plaza de San Agustín se ampliarán las zonas peatonales, sobre todo en el entorno de la iglesia, igual que en la parte de la calle Xàtiva más próxima a la plaza. Y finalmente, en el tramo de San Vicente hasta la plaza de España también se ensancharán las aceras, a costa de uno de los carriles de la calzada.

El concejal Grezzi ha explicado que se incrementarán casi un 50 por ciento las zonas peatonales en todo el ámbito de la actuación, pasando de los nueve mil metros cuadrados actuales a 13.400. El edil asegura que no se permitirá que estos espacios ganados al tráfico rodado sean invadidos por nuevas terrazas. La intención del gobierno local es emprender estas obras cuando acaben la remodelación de la plaza de Reina y las obras del entorno del Mercado Central y La Lonja, y antes de la reforma definitiva prevista en la plaza del Ayuntamiento.

El concejal de movilidad, por otro lado, ha confirmado lo que ya adelantamos aquí en Onda Cero hace semanas y ayer ratificó el alcalde en su entrevista de este miércoles en “Más de Uno València”: que el 20 de marzo no estará acabada la peatonalización blanda en la plaza del Ayuntamiento, pero se mantendrán las vallas que cortan el tráfico en Fallas para mantenerla cerrada hasta que finalicen los trabajos.

Grezzi ha anunciado que a partir del 1 de marzo algunas de las líneas de la EMT que pasan por las plazas de la Reina y del Ayuntamiento ya se desviarán por Colón o Poeta Querol hasta el nuevo intercambiador que ha comenzado a construirse en la calle Xátiva. Además, el 23 de marzo empezará a funcionar la nueva línea lanzadera C1, que conectará Porta de la Mar con Xàtiva a través de la plaza del Ayuntamiento.