Integrantes de la Unidad de Urbanidad y Medio Ambiente

La Red de Protección Animal reconoce la labor de los dos agentes de la Policía Local de Elche que investigaron el caso de maltrato animal del mastín Ragnar

Armando Sogorb y Raúl Fernández llevaron a cabo las pesquisas que identificaron al presunto autor del abandono y maltrato del animal

David Alberola García

Elche | 07.10.2021 09:24

Los agentes de la Policía Local y la concejala de Protección Animal de Elche en el acto celebrado en Madrid.
Los agentes de la Policía Local y la concejala de Protección Animal de Elche en el acto celebrado en Madrid. | Ayuntamiento de Elche

Armando Sogorb y Raúl Fernández, agentes de la Unidad de Urbanidad y Medio Ambiente de la Policía Local de Elche, han sido premiados en la cuarta edición de los Galardones a los Servicios Policiales por la Protección Animal, organizados por la Red de Protección Animal de la que forman parte la Unión Nacional de Jefes y Directivos de Policía Local, la Sociedad Española de Criminología, la asociación Justicia Animal y la Asociación Española de Seguridad Pública por la Protección Animal.

El motivo del reconocimiento ha sido la eficaz investigación realizada por los agentes ante el abandono y maltrato que sufrió el perro mastín Ragnar, que se saldó con la detención del autor de los hechos y el descubrimiento de diversos restos óseos de otros animales en su finca.

Los reconocimientos fueron entregados este pasado miércoles en un acto celebrado en Madrid en el marco de una Jornada sobre Derechos de los Animales organizada por la dirección general de Derechos de los Animales del Gobierno de España.

Los dos agentes de la Policía Local asistieron al acto acompañados por Mariola Galiana, concejala de Protección Animal.

Ocho meses de investigación

En febrero de 2020 saltaba la noticia del hallazgo en la partida ilicitana de Vallongas del mastín Ragnar, que presentaba un evidente estado de desnutrición y claras evidencias de maltrato. Siete días después de ser encontrado, Ragnar falleció.

La Policía Local de Elche abrió una investigación, desarrollada por los agentes Armando Sogorb y Raúl Fernández, que dio sus frutos en octubre de ese mismo año y que concluyó que con la detención del presunto propietario del animal, en cuya finca se encontraron además restos óseos de perros y ejemplares malnutridos.