Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Reclama un convenio que garantice los aportes hasta 2025

El pleno del Ayuntamiento de Aspe pide un riego de socorro del trasvase Júcar-Vinalopó de 6,3 hectómetros cúbicos de agua

La moción ha sido votada a favor por Izquierda Unida, PP y Ciudadanos, mientras que el PSOE se ha abstenido

David Alberola García
 |  Elche | 02/08/2020

El pleno del Ayuntamiento de Aspe ha acordado esta semana una moción en la que se pide el envío de un riego de socorro urgente de 6,3 hectómetros cúbicos de agua del trasvase Júcar-Vinalopó “en las mismas condiciones económicas” para los regantes “que las establecidos en los desembalses extraordinarios decretados entre los años 2014 y 2018”.

La moción ha sido aprobada con los votos favorables de Izquierda Unida, PP y Ciudadanos, mientras que el grupo municipal del PSOE en el ayuntamiento aspense ha emitido un voto de abstención.

El texto acordado contempla también la solicitud de la firma de un “convenio definitivo” que aporte 20 hectómetros cúbicos de agua “durante los próximos cinco años con garantías suficientes” de aportes hídricos “a los campos de cultivo de Aspe” y el resto de municipios de la comarca del Medio Vinalopó “a un precio que los agricultores puedan atender”.

Además, en un tercer punto de acuerdo se insta al Gobierno central a impulsar los “trámites necesarios” para que los regantes “dispongan de un convenio definitivo entre la Administración y la Junta Central de Usuarios del Vinalopó y L’Alacantí, que incluya un esquema económico-financiero que haga factible la disponibilidad de agua a precios asumibles para el sector primario, y que asegure el abastecimiento urbano de las ciudades y municipios de las comarcas del Vinalopó, poniendo fin a la situación de sobreexplotación de los acuíferos de este territorio”.

Antonio Puerto, alcalde de Aspe, ha defendido que “el agua tiene que la fuerza vital para que nuestros campos sigan vivos”, al tiempo que ha considerado “necesario” el trasvase Júcar-Vinalopó.

El texto de la moción acordada destaca que “por segundo año consecutivo el agua del trasvase del Júcar-Vinalopó no va a llegar” a la provincia de Alicante, recordando que “el último caudal procedente del Azud de la Marquesa en Cullera, por tanto no óptimo para el consumo humano, llegó en 2018 y supuso un alivio para los cultivos en uno de los veranos más tórridos que se recuerdan en la cornisa Mediterránea”. Añade que “la falta de agua para regar las 18.000 hectáreas de producción de la provincia de uva de mesa amenaza con arruinar la mitad de la cosecha de este año e, incluso, gran parte de las uvas “y concluye que “el cierre de trasvase Júcar- Vinalopó dejó a gran parte de los agricultores del Vinalopó sin los 6, 3 hm de agua de riego de socorro”.