CUENTA CON SEIS FICHAJES

Almirón echa cuentas para el estreno del Elche ante la Real Sociedad

El argentino Juan Sánchez Miño sigue sin entrenarse con el equipo ilicitano ya que ha tenido que viajar a Italia para conseguir tramitar su ficha con la doble nacionalidad

Monserrate Hernández

Elche | 22.09.2020 12:42

El colombiano Jeison Lucumí, traajando en el gimnasio de Algorfa al margen del equipo.
El colombiano Jeison Lucumí, traajando en el gimnasio de Algorfa al margen del equipo. | Elche CF

Jorge Almirón echa cuentas para saber con cuántos jugadores podrá contar el sábado, en el regreso del Elche a Primera División, en el encuentro ante la Real Sociedad. El técnico argentino cuenta con doce jugadores que siguen de la temporada anterior (a la espera de concretar la salida del delantero Claudio Medina) y de los seis fichajes mantiene la duda con Juan Sánchez Miño, que ha tenido que viajar a Italia para solucionar la documentación para contar con la doble nacionalidad en su estreno en LaLiga.

El entrenador del Elche mantiene de la pasada campaña a Edgar Badia, Dani Calvo, Josema Sánchez, Gonzalo Verdú, Ramón Folch, Nuke Mfulu, Víctor Rodríguez, Josan Ferrández, Fidel Chaves, Nino, Claudio Medina y Pere Milla. Folch arrastra problemas físicos y es duda. De los fichajes, Raúl Guti se ha incorporado este martes al trabajo y mañana espera hacerlo Cifu. Tete Morente ya lo hizo el viernes, tras estrenarse ante el FC Barcelona. Jeison Lucumí y Lucas Boyé han trabajado en esta jornada en el gimnasio de las instalaciones del complejo deportivo de Algorfa y están a la espera de someterse el jueves al segundo test del coronavirus para intentar encadenar dos negativos y meter la cabeza en la convocatoria de la tercera jornada de la Liga Santander, ante la Real Sociedad.

Miño, por su parte, lo va a tener más difícil ya que todavía no se ha podido ejercitar por culpa de los trámites con su doble nacionalidad ítalo-argentina. El club necesita un jugador para ocupar el carril izquierdo. El Diari de Girona apunta a que el Elche está tras los pasos de Johan Mojica. Bragarnik ha pedido su cesión hasta final de temporada, con una opción de compra obligatoria en caso de permanencia en Primera División de 3,5 millones de euros. El internacional colombiano le costó al Girona cinco millones de euros cuando estaba en el Rayo Vallecano. El Atalanta es el otro equipo que, según esa información, anda tras los pasos del jugador del Girona.