Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

AHSA culpabiliza a la Generalitat de la situación por no tomar medidas

Muere abatida por cazadores una Cerceta pardilla criada en cautividad para reforzar la población de la especie en El Hondo

Investigadores del área de Ecología de la Universidad Miguel Hernández constatan el fallecimiento del ave tras saltar el aviso del emisor GPS que portaba de que su trayectoria había caído bruscamente junto a un coto de caza del parque natural

David Alberola García
 |  Elche | 03/11/2019

La asociación Amigos de los Humedales del Sur de Alicante (AHSA) ha hecho público el hallazgo hace una semana de un ejemplar fallecido de Cerceta pardilla, ave protegida por encontrarse en peligro de extinción, en un coto de caza ubicado dentro del Parque Natural de El Hondo.

El ave fue abatida por disparos de cazadores. Era un ejemplar criado en cautividad y liberado recientemente en el marco de un programa de reforzamiento poblacional que se realiza en el Parque Natural de El Hondo, dentro de las acciones contempladas en Estrategia Nacional para la conservación de esta especie catalogada en ‘Situación Crítica’.

Según ha explicado AHSA, el ave abatida portaba un emisor GPS, que indicó que el pasado domingo día 27 de octubre, a las 00:20 cayó, bruscamente en un paraje junto a un coto de caza. Tras su recuperación, realizada al día siguiente por agentes medioambientales e investigadores del Área de Ecología de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche, fue sometido a una necropsia en el Centro de Recuperación de Fauna de la Santa Faz, que “confirmó su muerte por disparos”.

La Asociación de Amigos de los Humedales del Sur de Alicante (AHSA) ha denunciado de nuevo “la inexplicable permisividad de la Administración autonómica ante la aniquilación de aves en espacios naturales protegidos como El Hondo, que incluso afecta a especies en grave peligro como es la Cerceta pardilla”.

Sergio Arroyo, miembro del colectivo conservacionista, ha recordado este domingo que el pasado mes de agosto reclamó formalmente a la Generalitat Valenciana que se tomaran “medidas de conservación entre las que se encontraban la prohibición de disparar sobre las aves acuáticas en horas de poca luz o el aumento de los controles en los cotos de caza”, tal y como “recomiendan los expertos en la especie, incluidos los investigadores de la UMH que realizan el seguimiento de la Cerceta pardilla en el sur de Alicante y que también han solicitado diversas medidas en ese sentido”. De hecho, AHSA incide en que “precisamente la UMH alertó hace unas semanas, el día previo al inicio de la temporada de caza, de la presencia de ejemplares de Cerceta pardilla en un coto de caza y el consiguiente peligro que suponía para estas aves” sin que la administración autonómica adoptar ninguna medida.

Para Amigos de los Humedales del Sur de Alicante “carece absolutamente de sentido liberar aves, para reforzar su población diezmada por la caza, sin actuar sobre las causas que han llevado a la extinción a la especie”. Añade que “parece que el único interés de las autoridades ambientales de la Comunitat Valenciana es mantener un reducido grupo de parejas reproductoras para cubrir datos estadísticos, sin tener el mínimo interés en adoptar las medidas necesarias para intentar restaurar una población viable de cerceta pardilla”.

Opacidad en los datos

La muerte por disparos de cazadores del ejemplar de Cerceta pardilla junto al Parque Natural de El Hondo ha llevado a AHSA a denunciado “la opacidad” que según señala existe “en cualquier asunto relacionado con la caza en la Comunitat Valenciana”. En este sentido, ha puesto como ejemplo “la terca negativa del Consell a remitir los Planes de técnicos de ordenación cinegética de los cotos de caza situados en el Parque Natural de El Hondo, que un año más han tenido que ser reclamados a través del Síndic de Greuges y que a fecha de hoy, en plena temporada de caza, continúan sin poder conocerse su contenido”.