Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Recurren la extinción aprobada por la Junta de Gobierno Local

Los placeros del Mercado Central de Elche sostienen que sus concesiones son demaniales

Inciden en que el acondicionamiento de los puestos de la primera planta del mercado en los que están instalados lo realizaron con sus propios medios y con una inversión de entre 3.000 y 12.000 euros

David Alberola |  Elche |  11/06/2018

Los placeros que resisten en el Mercado Central de Elche van a dar un paso más en su lucha judicial para defender la vigencia de sus concesiones y van a recurrir la decisión de la Junta de Gobierno Local de declararlas extintas.

Entre los argumentos sobre los que trabajan está el de que las concesiones administrativas de las que disfrutan son demaniales, que insisten es lo que ocurre con el resto de mercados municipales de España.

Por ello, en base a esa calificación de concesiones demaniales, los placeros defienden que, lejos de que las mismas estén caducadas, tiene por delante aún 45 años de vigencia.

Por otro lado, los placeros que mantienen sus puestos abiertos en la primera planta del Mercado Central, aseguran que el pasado mes de noviembre, cuando se produjo el traslado a esa zona desde la planta baja, fueron ellos los que con sus propios recursos, tanto humanos como económicos, acometieron la adecuación de los puestos en los que se encuentran a día de hoy.

De hecho, distintas fotografías a las que ha tenido acceso Onda Cero Elche, muestran a personas trabajando en el montaje de los puestos sin que las mismas vistan los uniformes habituales de las brigadas municipales del Ayuntamiento de Elche.

Aseguran los placeros que realizaron una inversión importante, valorada en entre 3.000 y 12.000 euros, según el puesto, ya que costearon desde la compra de nuevas cámaras frigoríficas a la colocación de baldas que sirven de expositores de productos, contrachapados, pasando por la instalación de nuevo pavimento en los puestos.

En el vídeo que acompaña esta noticia se aprecia el estado en el que los placeros encontraron la planta baja del edificio en el momento de proceder al realizar el traslado de sus puestos a la planta superior.