Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

De los investigadores Melissa Belló y Alberto Falcó

Un estudio de la UMH de Elche encuentra en peces una proteína con propiedades antivirales

El hallazgo podría permitir diseñar fármacos antivirales eficientes para el tratamiento de infecciones en peces que es una posible aplicación industrial para el sector de la acuicultura

David Alberola García
 |  Elche | 20/02/2020
Melissa Belló y Alberto Falcó, investigadores de la UMH de Elche.

Melissa Belló y Alberto Falcó, investigadores de la UMH de Elche. / Universidad Miguel Hernández de Elche

Un estudio coordinado por investigadores de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche ha revelado en peces el funcionamiento antiviral de unas proteínas que hasta ahora desconocido.

Según se ha destacado desde la universidad, los resultados obtenidos en el estudio son “de especial relevancia” para el sector de la acuicultura porque podrían permitir diseñar fármacos antivirales eficientes para el tratamiento de estas infecciones en peces, una posible aplicación industrial para el sector acuicultor.

Además, se abre la incógnita de si esos mecanismos ocurren también en vertebrados más evolucionados y “si es posible extrapolar esas estrategias terapéuticas a otras especies animales”.

En la estudio han participado los investigadores Melissa Belló y Alberto Falcó que han explicado que hasta hace poco se desconocía la capacidad antiviral de las proteínas C-reactivas (CRPs por sus siglas en inglés).

La investigación ha sido realizada por el Instituto de Investigación, Desarrollo e Innovación en Biotecnología Sanitaria de Elche y constata que las distintas formas de esa proteína del pez cebra impiden ciertos procesos celulares e interrumpen la entrada del rabdovirus.

Los científicos de la UMH apunta que, en los mamíferos, las proteínas C-reactivas se producen en el hígado ante infecciones virales y, principalmente, bacterianas. Por este motivo, esta proteína se utiliza para detectar procesos inflamatorios en respuesta a infecciones. Las CRPs pueden reconocer patógenos, activar el sistema inmunitario y también unirse a sus células. Algunos estudios plantean que las proteínas CRP podrían ser “anticuerpos ancestrales”, ya que se pueden encontrar en especies inferiores en la escala evolutiva, incluso en invertebrados.

Anteriores hallazgos sobre la función antiviral de estas moléculas motivaron al investigador del IDiBE Alberto Falcó (también colaborador docente en el Departamento de Farmacología, Pediatría y Química Orgánica) a indagar en el funcionamiento de las CRPs, para lo que utiliza el pez cebra como modelo animal. Además de Belló y Falcó, en el estudio han participado los investigadores Luis Pérez, también del IDiBE; Patricia Pereiro y Beatriz Novoa del Instituto de Investigaciones Marinas CSIC; y Julio Coll del Instituto Nacional de Investigaciones y Tecnologías Agrarias y Alimentarias.