Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Los conservacionistas se oponen a la construcción de uno nuevo

El Margalló pide que la Mesa de Movilidad y el Consejo Municipal de Medio Ambiente opinen sobre el mercado

Margalló-Ecologistes en Acció d’Elx insiste en que el proyecto de construcción de un nuevo mercado afectaría “muy negativamente” tanto a la calidad ambiental del centro de la ciudad como a la implantación de un modelo sostenible de movilidad urbana. Ha lamentado que PSOE, Ciudadanos y Partido de Elche hayan cambiado la oposición que mostraron al proyecto antes de las elecciones por el apoyo al mismo después de la celebración de los comicios, y ha incidido en que sólo Compromís per Elx e Ilicitanos por Elche se mantienen firmes en lo que prometieron a los ciudadanos.

David Alberola |  Elche |  01/03/2017

La construcción del nuevo mercado de abastos en Elche, que quedó adjudicada la pasada legislatura, continúa generando controversia a modo de oposición al mismo.

El colectivo Margalló-Ecologistes en Acció d’Elx ha pedido este miércoles que tanto la Mesa de la Movilidad como el Consejo Municipal de Medio Ambiente se pronuncien respecto a la iniciativa.

Adolfo Quiles, miembro de la entidad conservacionista ha afirmado que Elche se encuentra entre las ciudades “con peor calidad del aire” del conjunto de la Comunitat Valenciana, superándose, ha dicho, “todos los años” las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud respecto a los niveles de contaminación.

El Margalló asegura que ejecutar el proyecto adjudicado supone incidir “en un modelo insostenible de movilidad urbana, basado en el uso del coche y la adecuación de la ciudad al mismo”.

“La reactivación económica del centro de la ciudad y su puesta en valor, pasan por una humanización de la zona en el sentido de alejar el tráfico rodado, facilitando a peatones y usuarios de medios sostenibles de transporte el disfrute del casco histórico de la ciudad”, ha concluido Adolfo Quiles.