En una operación de la Policía Nacional de Elda

Detienen a una vecina de Petrer por estafar más de 2400 euros en ayudas al alquiler del Ayuntamiento y de la Generalitat

Tras fallecer el arrendador dejó de pagar el alquiler pero falsificó presuntamente los recibos de la mensualidad para seguir cobrando las ayudas

David Alberola García

Elche | 26.09.2019 09:55

Policía Nacional de Elda
Policía Nacional de Elda | Policía Nacional

La Policía Nacional ha detenido en Petrer a una mujer a la que se acusa de estafar más de 2400 euros en ayudas al alquiler del ayuntamiento y de la Generalitat Valenciana.

Tras fallecer el arrendador dejó de pagar el alquiler pero falsificó presuntamente los recibos de la mensualidad para seguir cobrando las ayudas por alquiler.

Fue un hijo del fallecido el que detectó lo hechos y los puso en conocimiento de las autoridades competentes.

A la mujer, de 43 años de edad y nacionalidad española, se le imputa por parte de la Policía Nacional los delitos de usurpación de estado civil, falsedad documental y estafa al presuntamente falsificar la firma del arrendador del piso en el que estaba residiendo para seguir cobrando la ayuda al alquiler.

Según ha informado este jueves la Policía Nacional, la detenida residía en un domicilio a titulo de alquiler cuando la persona que le alquilo el piso falleció. A partir de entonces, la ahora denunciada continuó en la vivienda pero dejó de pagar el alquiler. Sin embargo presuntamente siguió solicitando la ayuda que las administraciones le otorgaban.

Para ello, falsificó la firma del arrendador en los recibos de pago de la mensualidad que le exigían para seguir cobrando la ayuda.

Fue el hijo del dueño del piso el que se dio cuenta de la situación y lo puso en conocimiento de las autoridades.

La investigación finalmente recayó en los agentes de la Brigada de Policía Judicial de Elda que realizaron las pesquisas necesarias y pudieron comprobar cómo los recibos del alquiler habían sido presuntamente alterados.

Los agentes procedieron a la detención de la denunciada que había cobrado de manera indebida hasta la fecha más de 2400 euros.