Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

EL ATROPELLO SUCEDIÓ EL SÁBADO EN EL ALTO DE LA GARGANTA

Ciclista arrollado por una moto: "Hemos vuelto a nacer, no sé cómo no nos ha matado"

Uno de los cinco ciclistas arrollados por una moto en La Garganta, carretera que une Crevillent con Aspe, relata cómo fue el brutal impacto que sufrió su grupo mientras ascendían el puerto de montaña

Monserrate Hernández | Elche
| 27/05/2018
Accidente en La Garganta, Crevillent

Accidente en La Garganta, Crevillent / Ondacero

“Hemos vuelto a nacer, no sé cómo no nos ha matado”. Así de categórico se ha mostrado este domingo uno de los cinco ciclistas que resultaron heridos ayer tras ser arrollados por una moto de gran cilindrada mientras ascendían por el puerto de La Garganta, en la carretera que une Crevillent con Aspe. El pelotón estaba formado por una veintena de ciclistas de La Grupeta de Orihuela y se disponía a realizar una ruta de ida y vuelta hasta el Santuario de La Magdalena, en Novelda.

Francisco Sánchez, conocido empresario de la Vega Baja y exdirectivo del Elche CF, fue una de las cinco personas arrolladas por la moto accidentada. Según ha explicado en declaraciones a Onda Cero, el grupo circulaba en fila de uno en el tramo final de la subida a La Garganta. “Estábamos cerca de las dos últimas curvas antes de llegar arriba y todos íbamos en fila, uno detrás del otro. Delante quedábamos unos 15 compañeros mientras que el resto circulaba un poco más rezagado en la ascensión”, explica.

Sánchez, que salió despedido a la cuneta, detalla cómo fue el impacto: “Íbamos ascendiendo y por detrás escuchamos el rugido de las dos motos. Suele ser habitual verlas subir y bajar a toda velocidad durante los fines de semana. De repente, se tocaron en un adelantamiento y una de ellas salió disparada contra el grupo. El impacto fue brutal, no sé cómo estamos vivos; aún hay que dar gracias”. El ciclista oriolano asegura que de los cinco, el herido más grave fue uno de sus amigos, que partió el casco contra el asfalto y quedó inconsciente “durante unos cinco minutos”. “Cuando se despertó no se acordaba de nada”. Ese herido fue ingresado en un centro hospitalario de Elche y pasó el sábado en observación.

Hasta el lugar del siniestro se desplazaron tres ambulancias del SAMU y la Guardia Civil de Orihuela. La moto que golpeó a la que arrolló al pelotón no llegó a caer, pero sí se detuvo en el momento del accidente. En ese momento se produjo una acalorada discusión entre el resto de ciclistas y el segundo piloto, que llegó a marcharse aunque después fue identificado por fotografías de la matrícula de su moto. “Ellos venían por detrás y nosotros solo estábamos subiendo. Tras el golpe nos echaba la culpa y eso generó una situación muy desagradable”.

El piloto accidentado sufrió quemaduras en un lado del cuerpo, sobre todo en una pierna, y tuvo que ser trasladado al Hospital General de Elche. La Guardia Civil investiga ahora lo sucedido mientras los heridos se recuperan favorablemente de las heridas, si bien el susto va a tardar en olvidarse. “Yo, de momento, este domingo no he salido a la carretera”, lamenta Francisco Sánchez, que insiste en la necesidad de respetar a los ciclistas por el riesgo a los que están expuestos en la carretera. No solo se trata de mantener la distancia de seguridad, dice, “sino también de ser conscientes de que en cualquier impacto ante otro vehículo motorizado siempre hay uno que tiene todas las de perder: el que va en bicicleta”.

La carretera de La Garganta, al igual que otros recorridos de la zona como El Maigmó, La Carrasqueta o el Pantano de La Pedrera, hace coincidir durante los fines de semana a infinidad de ciclistas con numerosos motoristas. Muchos de ellos circulan a altas velocidades y, en ocasiones, aprovechan estas carreteras para picarse entre ellos. Desde el colectivo ciclista solicitan a la Guardia Civil de Tráfico que ponga límites a estas actitudes irresponsables que suponen un peligro contra su seguridad vial y su integridad física. La próxima colisión puede que desemboque en un trágico final.