Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

FINAL POR EL ASCENSO A SEGUNDA DIVISIÓN

El Villarreal se prepara para frenar la invasión franjiverde al Mini Estadi

La demanda de entradas por parte de la afición del Elche CF se cuenta por miles, pero el rival solo enviará 500 localidades para los visitantes

Monserrate Hernández | Elche | Actualizado el 17/07/2018 a las 00:30 horas

La afición del Elche CF solo recibirá 500 entradas para la final de Villarreal.

La afición del Elche CF solo recibirá 500 entradas para la final de Villarreal. / Elche CF

Mientras su filial prepara la final por el ascenso a Segunda División, la directiva del Villarreal CF comienza a planear cómo frenar a la avalancha de aficionados franjiverdes que quieren estar en el compromiso de vuelta en el Mini Estadi, con capacidad para 4.200 espectadores. El muro de contención lo pondrá el límite de 500 entradas que establecerá la entidad castellonense como barrera para impedir que las gradas de su ciudad deportiva se vean invadidas por aficionados visitantes. El partido no se podrá disputar en el Estadio de La Cerámica porque está siendo resembrado.

El Villarreal, al igual que hizo el Sporting de Gijón en Mareo, permitirá la entrada gratuita a sus abonados para esta final por el ascenso. El club amarillo cuenta con cerca de 19.000 abonados y todos ellos tendrán la posibilidad de acceder gratis al campo por orden riguroso de llegada al Mini Estadi, hasta límite de aforo. Para acceder al recinto será necesario presentar en la entrada el abono y el DNI para evitar que esos carnets sean cedidos a seguidores del Elche.

En la eliminatoria frente al Fuenlabrada se dieron cita unos 3.600 aficionados del Villarreal, más aproximadamente un centenar de hinchas madrileños. En esta ocasión, dado que es una final y el rival es el Elche, se prevé lleno absoluto. No se venderán localidades en taquilla y será muy difícil, casi imposible, conseguir entrar al Mini Estadi para aquellos que no sean abonados o que no hayan tenido la fortuna de conseguir una de las 500 entradas que recibirá el Elche. Esas localidades corresponden al fondo más pequeño, que se unirá a la esquina de Preferencia.

El Elche CF también tendrá que decidir cómo distribuye esas localidades entre sus nueve mil abonados. La demanda es enorme y sea cual sea la decisión será imposible contentar a todo el mundo. En el Martínez Valero se colocará una pantalla gigante para que los aficionados que se queden en Elche puedan seguir el partido, a falta de determinar si la pantalla se colocará en el aparcamiento de Preferencia, como se hizo en la vuelta ante el Sporting de Gijón B, o en el interior del estadio.