Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

OPINIÓN

"Las primarias en los partidos son positivas pero siempre dejan heridas"

Victoria Rodriguez, jurista y politóloga, analiza el resultado y las consecuencias de las elecciones del Partido Popular

Victoria Rodriguez | Elche | 11/07/2018

Victoria Rodríguez, jurista, politóloga y profesora universitaria.

Victoria Rodríguez, jurista, politóloga y profesora universitaria. / Onda Cero Elche

Las Primarias del Partido Popular

El día 5 de julio los militantes del Partido Popular tuvieron la oportunidad de votar a un posible presidente nacional de su partido. La participación no fue elevada posiblemente porque sus afiliados no se encuentran especialmente animados después del desalojo del Gobierno de su formación de un modo imprevisible y repentino. Rajoy hizo bien en no alentar una candidatura concreta, sin embargo hubo dirigentes que si lo hicieron. Cuando uno apuesta, puede ganar o perder y en este caso los que apostaron por Sáez de Santa María han ganado aunque con poca diferencia respecto del otro candidato, Pablo Casado. En pocos días los compromisarios van a tener una gran capacidad de influencia en el resultado final, sus votos van a ser codiciados por los dos contrincantes y ahí entra el juego de la negociación y los pactos.

El Partido Popular tiene la oportunidad de regenerarse con un candidato joven, que no haya estado en la primera línea en los últimos años y que pueda competir electoralmente por horquilla generacional con Albert Rivera. El Partido Popular quiere recuperar votos que se han ido en las últimas elecciones al partido naranja. No es casualidad que Casado recuerde el eslogan de que quiere un “centro-derecha” fuerte, Ciudadanos ya se definió en esa línea ideológica hace tiempo y VOX amenaza al Partido Popular por su derecha, algunas encuestas le dan posibilidad de obtener representación. Tampoco es fruto del azar el uso de determinadas expresiones de Casado acuñadas previamente por Albert Rivera como “no traigo mochilas”, aludiendo a la ausencia de un pasado susceptible de reproche.

Los militantes que han votado a Soraya han valorado en la sucesora de Rajoy la acción de gobierno pero a mi juicio al PP le toca regenerarse en el discurso y también en las caras y ni Soraya Sáez de Santa María ni María Dolores de Cospedal son caras nuevas para un proyecto que tiene por delante una época de regeneración y reencuentro con sus bases. El Partido Popular tiene que abrir sus sedes a sus militantes y recoger sus demandas y trasladarlas a sus proyectos electorales porque no se puede vivir de pedir el voto electoral cada cuatro años. Se debe animar a la participación y dar cariño a sus afiliados durante más tiempo que el que dura una campaña electoral. Otro aspecto que deben de cuidar es el juego de las familias. Las elecciones entre varios candidatos son positivas por cuanto ofrecen un plus a los afiliados pero después siempre deja heridas, se marcan las diferencias y los rencores entre las distintas facciones no suelen olvidarse.