Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Tratamiento de residuos

Margalló-Ecologistas en Acció denuncia al Seprona vertidos orgánicos sin tratamiento en la planta de la Sierra dels Cremats

El colectivo conservacionista acusa a la unión temporal de empresa que gestiona las instalaciones de cobrar a los municipios por ese tratamiento que presuntamente no ha aplicado

Onda Cero Elche / David Alberola | Elche
| 16/10/2018
Planta de tratamiento de residuos del Baix Vinalopó

Planta de tratamiento de residuos del Baix Vinalopó / Consorcio Provincial de Residuos del Baix Vinalopó

Margalló-Ecologistes en Acció ha presentado ante el Seprona una denuncia contra la concesionaria que gestiona la planta de residuos urbanos del Baix Vinalopño, ubicada en la sierra de Els Cremats, por presuntos delitos económicos y contra los recursos naturales y el medioambiente.

El colectivo conservacionista asegura que, al menos desde 2017, la concesionaria está depositando en el vertedero de la planta residuos orgánicos sin ningún tratamiento, lo que, de ser cierto, incumpliría la legislación vigente en materia de regulación de eliminación de residuos mediante depósito en vertedero.

El vertido de ese tipo de residuos es una actividad que, según ha incidido Margalló Ecologistes en Acció tiene “graves repercusiones en el medio ambiente y que puede poner en riesgo la salud humana de la población que vive en los alrededores de esas instalaciones” porque “genera múltiples impactos ambientales” a modo de “descomposición anaerobia de los residuos orgánicos, generación de gases de efecto invernadero como el metano (con un efecto invernadero 25 veces más potente que el dióxido de carbono), generación de mayores lixiviados, aumenta el riesgo de incendios en el vertedero, inestabilidad mecánica del vertedero, generación de gases peligrosos, etc., además de malos olores y molestias a la población”.

Asimismo, en la denuncia, Margalló Ecologistes en Acció apunta que la empresa concesionaria de la gestión de la planta de residuos “ha podido seguir cobrando a los municipios que depositaban sus residuos en la planta el tratamiento de los mismos, pese a que éste al parecer no se realizaba”. En este sentido, se ha estimado que la cantidad cobrada de más podría superar, solo el pasado año, los 534.000 euros, que la concesionaria pudiera haber girado de forma impropia al Consorcio por un servicio no realizado.

Incide el colectivo conservacionista que los municipios víctimas de esa presunta estafa serían los que forman parte del Consorcio de residuos Baix Vinalopó, entre ellos Elche, que sería el más afectado, por ser el que mayor cantidad de residuos aporta a la planta. La cantidad cobrada de más en su caso sería de unos 300.000 euros.