Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

El grupo ecologista convoca para este domingo una nueva campaña de reforestación en la zona

Margalló-Ecologistes en Acció pide al Seprona que investigue la muerte en el barranco de Barbasena de Elche de una zorra adulta

El grupo ecologista sospecha que el fallecimiento del animal pudo ser consecuencia de haber ingerido algún cebo envenenado y reclama que si se constata esa circunstancia se adopten medidas contra el coto de caza en el que fue encontrado

David Alberola / Mayte Vilaseca | Elche
| 09/01/2019
El cuerpo sin vida de la zorra que Margalló Ecologistes en Acció d'Elx sospecha que fue envenenada

El cuerpo sin vida de la zorra que Margalló Ecologistes en Acció d'Elx sospecha que fue envenenada / Onda Cero Elche

Margalló Ecologistes en Acció d’Elx ha denunciado al Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) el fallecimiento de una zorra adulta encontrada el pasado día 3 de enero en los límites del barranco de Barbasena de Elche y que el colectivo conservacionista sospecha que pudo ser como consecuencia de que el animal fue envenenado ya que junto a su cadáver se encontraron síntomas propios de ello, como defecaciones del ejemplar.

Su cuerpo fue encontrado en el coto de caza de Barbasena, ubicado en Peña de Las Águilas, si bien no presentaba herida por disparo.

El grupo ecologista ha incidido en que esa área en la que se encontró el cuerpo del animal se ha hallado en otras ocasiones el cadáver de perros envenenados, como ocurrió en 2013 cuando un vecino de Peña de Las Águilas denunció la aparición de tres perros y de varios cebos envenenados.

En una entrevista en 'Elche en la onda', Mariló Antón, miembro de Margalló Ecologistas en Acció, ha explicado que el animal fallecido fue encontrado en el interior del coto de caza, que se asienta sobre terrenos de titularidad municipal. Ha reclamado que si se constata que la zorra perdió la vida envenenada se adopten medidas contra los gestores del coto, a modo de "retirada" del permiso para poder hacer uso de esa zona como área de caza.

A colación del hallazgo del cuerpo sin vida del animal, el Margalló ha reclamado el incremento de efectivos de la plantilla de vigilantes forestales, que pueda contribuir a evitar ese tipo de casos.