Esas ayudas se imputan como incremento patrimonial en la declaración de la renta

Hacienda reclama a los vecinos de San Antón una media de 10.000 euros por las ayudas públicas de sus nuevas viviendas

La empresa municipal PIMESA trata de conseguir con la Agencia Tributaria el aplazamiento más allá de este año del pago de las cantidades solicitadas y el Ayuntamiento de Elche se muestra confiado en conseguirlo

David Alberola

Elche | 11.06.2018 17:11

Con sorpresa y malestar han recibido los 72 vecinos del primer bloque de San Antón de Elche, cuyas viviendas se entregaron a finales del pasado año, la reclamación en su declaración de la renta correspondiente a 2017 de una media de 10.000 euros por propietario, si bien hay casos puntuales en los que la cantidad cuyo abono se requiere es mayor.

Esa cantidad de dinero consta en la declaración de la renta de los propietarios de las nuevas viviendas en concepto de tributación de las ayudas que las Administraciones públicas han aprobado por vivienda en el marco del proyecto de renovación integral del barrio de San Antón, cuyo ente gestor es la empresa municipal PIMESA y que cuenta con financiación tanto de la Generalitat Valenciana como del Ministerio de Vivienda.

Pese a que en los propios pliegos de comercialización de las viviendas, incluso en las escrituras firmadas, se apuntaba a que las ayudas aprobadas se imputaban como incremento patrimonial a los afectados, éstos aseguran que nunca imaginaron que la cuantía a pagar alcanzaría los 10.000 euros y mucho menos aún que tuviesen que abonarlos en un año.

La pasada semana, el alcalde de Elche, Carlos González, y el concejal de Urbanismo, José Manuel Sánchez, aprovecharon la visita a las obras del segundo bloque que se está construyendo en el barrio en el marco del citado proyecto, para mantener un encuentro con los vecinos del inmueble que ya está habitado. En la reunión, los afectados trasladaron su malestar e incidieron en que buena parte de los propietarios de las viviendas son personas jubiladas que tienen pensiones de 800 euros menos e incluso menos que están muy preocupados porque con ese dinero deben de hacer frente a la hipoteca suscrita y los gastos del día a día con lo que no podrán hacer frente a la deuda que les reclama Hacienda.

Malen Barrera, una de las afectadas, ha explicado este lunes a Onda Cero Elche que “si no es posible no tributar por el dinero de esas ayudas” lo que se está pidiendo es que Hacienda ofrezca a los afectados un aplazamiento de la deuda.

El ayuntamiento confía en el aplazamiento

Por su parte, el alcalde de Elche se comprometió con los afectados a mediar ante la Agencia Tributaria para hacer factible que no se exija el pago de las cantidades reclamadas a lo largo de este año.

El primer contacto se ha producido este lunes con una reunión con la delegada de Hacienda en Elche. Ha sido una reunión, en la que, según ha adelantado el edil José Manuel Sánchez, se ha abierto la puerta a encontrar una solución al aplazamiento de las cantidades reclamadas a los vecinos.

Mañana martes, desde PIMESA se informará a los vecinos afectados de las intenciones de la Agencia Tributaria.

LO MÁS