El municipio tiene más de 54.000 palmeras datileras en huertos públicos y más de 15.000 en calles, jardines y plazas

Con el final del verano resurgen en Elche las quejas por la caída de dátiles en la vía pública

La Asociación de Palmereros de Elche achaca la situación a una "mala gestión" de la poda y eliminación de los racimos del fruto, advirtiendo que, además de las molestias para los peatones por los dátiles que caen a la acera, la propia palmácea corre riesgo a corto y largo plazo por el elevado peso que soporta

David Alberola

Elche | 30.08.2018 06:00

La alta producción de dátiles de las palmeras de la vía pública en Elche que se ha registrado este año y no haber cortado los mismos en la época más adecuada -entre los meses de abril a julio, según afirman muchos palmereros-, augura problemas un año más en las calles de la ciudad y las pedanías como consecuencia de la caída de dátiles.

Según el censo elaborado en 2013, el municipio dispone de más de 54.000 palmeras datileras en huertos públicos y más de 15.000 ejemplares en calles, jardines y plazas. Ese mismo estudio cifraba en 2.900 las palmeras datileras que hay plantadas en centros docentes.

A las molestias en los ciudadanos por la presencia masiva del fruto de las palmeras en muchas calles se unen otras consecuencias como las derivadas a corto y largo plazo para la propia palmera. A corto plazo es la palmácea pueda llegar a partirse incluso por el peso de los racimos de dátiles que tiene. A más largo plazo, si la palmera se dobla por la acción de ese mismo peso, y pese a que se eliminen los dátiles, la vida de ese ejemplar se reduce.

La Asociación de Palmereros de Elche (APELX) ha lamentado la situación, que se repite un año más, y que achaca a una gestión inadecuada de la poda y eliminación de los dátiles de las palmeras.

Vicente Campos, presidente de la APELX ha incidido en que la caída de dátiles a la vía pública es evitable acometiendo la poda y eliminación de los racimos con antelación. En este sentido, ha explicado que la época idónea para cortar los dátiles es entre los meses de abril a julio y ha considerado que la gestión en el mantenimiento del palmeral en ese aspecto es “mejorable”.

Tras destacar que “a estas alturas del año las palmeras deberían de estar podadas y los dátiles eliminados”, el presidente de la Asociación de Palmereros de Elche ha previsto la caída masiva de dátiles a lo largo de las próximas semanas, toda vez que el proceso de maduración del fruto concluye.

De hecho, en muchas zonas de la ciudad, esa caída de dátiles ha comenzado, con las consiguientes molestias e incluso riesgo de caídas que provoca en los peatones.

LO MÁS