Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Se almacena en el embalse de Crevillent y en el de la SAT San Enrique

El Camp d’Elx recibe con los brazos abiertos el agua de los trasvases del Tajo y el Júcar

Disponer de los recursos de ambos acueductos supone garantizar los cultivos del conjunto de la superficie agrícola del municipal

David Alberola | Elche | Actualizado el 10/08/2018 a las 18:03 horas

Embalse de Crevillent en el que se almacena el agua procedente del trasvase Tajo-Segura

Embalse de Crevillent en el que se almacena el agua procedente del trasvase Tajo-Segura / Onda Cero Elche

El Camp d’Elx esperaba desde hace semanas, con ansiedad e incertidumbre, la llegada de agua procedente de los trasvases Júcar-Vinalopó y Tajo-Segura. Este viernes los dos han dado magníficas noticas.

En un caso, en el del Tajo-Segura, en la tarde de ayer jueves se conoció la noticia de que el Ministerio para la Transición Ecológica ha autorizado un trasvase de 20 hectómetros cúbicos de agua del Tajo al Segura.

En el caso del trasvase Júcar-Vinalopó, la noticia es que el agua del mismo ha comenzado a entrar a los embalses de la Sociedad de Transformación Agraria San Enrique de Elche, cuyos 600 comuneros son los beneficiarios de esos recursos hídricos.

El trasvase Tajo-Segura aporta a la agricultura ilicitana dos hectómetros cúbicos de agua con los que se regarán las en torno a 26.000 hectáreas de cultivos que trabajan los 22.000 agricultores del conjunto de la Comunidad General Riegos de Levante. Alrededor del 60% de la superficie reseñada está en el Camp d’Elx.

Los regantes han recibido con satisfacción la noticia porque el agua que se va a trasvasar vendrá a acumular agua en el Embalse de Crevillent, incrementando las reservas hídricas, y dando un paso importante de cara a que se garanticen los cultivos en lo que resta de año.

De los 20 hectómetros cúbicos de agua a trasvasar desde el Tajo al Segura que ha autorizado el ministerio, en torno a 12’5 hectómetros se destinan a regadío en el conjunto municipios de las provincias de Alicante, Almeria y de la Región de Murcia que se nutren de ese trasvase. Los restantes 7’5 hectómetros cúbicos van a la Mancomunidad de Canales del Taibilla para abastecimiento humano.

Javier Berenguer, presidente de la Comunidad General de Riegos de Levante, ha valorado positivamente la noticia de la aprobación del trasvase y ha confiado en que en septiembre se trasvasen de nuevo 20 hectómetros cúbicos de agua.

700.000 metros cúbicos del Júcar-Vinalopó

Por otro lado, los embalses de la Sociedad de Transformación Agraria (SAT) San Enrique de Elche han comenzado a recibir este viernes los 700.000 metros cúbicos de agua del trasvase Júcar-Vinalopó. Esa agua garantiza a los regantes el abastecimiento de recursos hídricos para sus cultivos hasta principios de año.

El presidente de la SAT San Enrique, Ángel Urbina, ha incidido en que el objetivo de los usuarios del trasvase Júcar-Vinalopó es el de lograr cerrar la firma de un convenio que recoja la regularización del trasvase en el periodo de cinco años, de 2019 a 2023, dando estabilidad a los aportes hídricos.

Tanto el alcalde de Elche, Carlos González, como el concejal de Medio Rural, Antonio García, se han sumado a las valoraciones positivas por la llegada al Camp d’Elx de los trasvases del Tajo-Segura y del Júcar-Vinalopó.

Agua del trasvase Júcar-Vinalopó entrando en el embalse de la SAT San Enrique de Elche

Agua del trasvase Júcar-Vinalopó entrando en el embalse de la SAT San Enrique de Elche / Ayuntamiento de Elche