Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Logra de la SAREB la cesión de una decena de pisos

El Ayuntamiento de Elche busca pisos vacíos de particulares para mediar en su alquiler con cuotas sociales

Las concejalías de Bienestar Social y Comunicación idean una campaña de sensibilización para captar viviendas

Onda Cero Elche / David Alberola | Elche
| 31/01/2018
Imagen de un piso en alquiler

Imagen de un piso en alquiler / antena3.com

El Ayuntamiento de Elche ha puesto en marcha la campaña titulada ‘Silencio Incómodo’ con la que pretende captar viviendas vacías de particulares para ofrecerlas en alquiler a familias con escasos recursos económicos a un precio adaptado a sus ingresos.

Esas viviendas serían gestionadas a través de una bolsa municipal adscrita a la Oficina Municipal de Vivienda, de similares características a la que desde hace años gestiona la Concejalía de Juventud a través del servicio Infovivienda.

La concejala de Bienestar Social, Teresa Maciá, ha explicado este miércoles que a los propietarios que pongan sus viviendas en la bolsa municipal se les ofrecerán servicios y garantías de manera gratuita, como la mediación entre ellos y los inquilinos o la realización de contrato de alquiler y seguros durante el primer año.

Además, Maciá ha avanzado que se ha cerrado con la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) la firma de un convenio merced al que esta entidad cederá al Ayuntamiento de Elche una decena de viviendas que serán puestas a disposición de familias necesitadas con alquileres sociales.

Campaña de sensibilización

Por su parte, Esther Díez, concejala de Comunicación, ha considerado que el miedo y los prejuicios o estigmas sociales son algunas de las principales "reticencias" a que las personas alquilen sus pisos con carácter social.

Diez se ha referido al "miedo a que se los deterioren, dejen de pagar la cuota o los realquilen", y a "los prejuicios al pensar que, por ser personas necesitadas, no sean honradas o cuidadosas con la propiedad".

Por ello, a través de la campaña de sensibilización que se ha impulsado se quiere "desmontar esos falsos mitos" ya que "una persona necesitada no tiene por qué ser un inquilino conflictivo".

La próxima semana tendrá lugar la presentación de esta iniciativa, en la que se darán a conocer tres historias diferentes de familias que precisan de una vivienda para "acercar el problema a la gente y conectar emocionalmente con la población y con las personas que tienen viviendas vacías".