Lamenta que la Generalitat no le facilite directamente esa información

Amigos de los Humedales del Sur de Alicante recurren al Síndic para conocer los planes de caza autorizados en El Hondo

Teme que se repita la situación de la temporada cinegética 2017-2018 cuando, según el grupo ecologista, se autorizó abatir una cifra de aves cuatro veces superior a las contempladas en el Plan de Uso y Gestión del parque natural

David Alberola García

Elche | 09.10.2019 09:49

Parque Natural El Hondo Crevillent-Elche.
Parque Natural El Hondo Crevillent-Elche. | AHSA

La Asociación de Amigos de los Humedales del Sur de Alicante (AHSA) se ha dirigido por segundo año consecutivo al Síndic de Greuges solicitando su mediación para obtener información sobre el número y especies de aves acuáticas autorizadas a ser abatidas en los cotos de caza del Parque Natural de El Hondo, ubicado entre los términos municipales de Elche y Crevillent, durante la temporada de caza que está a punto de comenzar.

Mediante un comunicado pública, el colectivo conservacionista ha explicado este miércoles que el pasado mes de solicitó “a la conselleria con competencias en medio ambiente que los planes técnicos de gestión cinegética se ajusten a lo establecido en el Plan Rector de Uso y Gestión” del Parque Natural de El Hondo, así como que se acordara y planificara “la disponibilidad de agentes ambientales para la realización de los preceptivos controles en los cotos de caza”.

AHSA apunta el temor que “a pocos días del comienzo de la temporada de caza” la Generalitat “vuelva a autorizar un año más una masacre de aves” y afirma “no entender la opacidad en la gestión de la caza, si no es para cubrir las irregularidades que está cometiendo”.

El grupo ecologista destaca que el pasado mes de marzo tuvo conocimiento tras la mediación del Síndic de Greuges que en la pasada temporada de caza 2017-2018 se autorizó el abatimiento de más de 16.000 aves en los cotos de El Hondo, “pese a que según el Plan Rector de Uso y Gestión de este espacio natural establece que la cantidad de aves muertas por disparos en el Parque Natural de El Hondo no podrá exceder del 50% de la media de los censos oficiales de las cinco temporadas anteriores”, lo que, a juicio de AHSA, en la citada temporada de caza de 2017-18, significaba que la autorización no debía haber excedido de los 3400 ejemplares.

En esa documentación facilitada a través de la mediación del Síndic de Greugues, según AHSA, la Generalitat “reconocía que también incumplía el Plan Rector de Uso y Gestión, al admitir que ningún agente medioambiental había realizado ninguna inspección en los mencionados cotos durante esa temporada de caza”.

Mediante el comunicado público remitido, AHSA ha recordado que el Parque Natural de El Hondo es un humedal “que sirve de refugio a una gran variedad de especies, en el que cada año se invierte una gran cantidad de dinero público para mantenerlo en unas condiciones adecuadas, por lo que carece por completo de sentido autorizar la caza sin ningún tipo de control, una actividad que tiene brutales consecuencias sobre las poblaciones de aves acuáticas”.