Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

VISITA DEL MINISTRO DE AGRICULTURA A LA COMUNITAT

La Unió de Llauradors critica que la reunión con el ministro de Agricultura, Luis Planas, "no ha sido lo suficientemente contundente para los citricultores"

Y es que esperaban que después de la visita de Planas, se concretasen medidas más directas que beneficiasen al sector y a los productores locales.

ondacero.es | Castellón | 14/01/2019

Imagen de archivo: naranjas.

Imagen de archivo: naranjas. / Getty images

La Unió de Llauradors critica que la reunión con el ministro de Agricultura, Luis Planas, "no ha sido lo suficientemente contundente para los citricultores". Denuncian que a pesar de sus promesas, los productores seguirán sin ayudas directas y sufriendo las pérdidas de la campaña.

Y es que esperaban que después de la reunión de hoy, el ministro concretase "medidas que beneficiasen al sector y se centrasen más en los trabajadores del campo", explica el secretario general de la Unió, Carles Peris.

En este sentido, lamentan que el Ejecutivo central haya restado importancia al impacto que han tenido las importaciones sudafricanas a la producción de los cítricos castellonenses, donde se han contabilizado pérdidas de hasta 34 millones de euros.

Es por eso que La Unió ha emplazado al Ministerio de Agricultura a que inste a Bruselas a impulsar dichas ayudas a través de un mecanismo excepcional que ya puso en marcha hace varios años para contrarrestar los efectos del veto ruso.

NUEVAS MOVILIZACIONES

El sector citrícola comienza la segunda fase de reivindicaciones y amenaza con talar naranjos. Y es que las movilizaciones de los últimos meses dan paso ahora a una concentración masiva: será el 21 de enero con concentraciones simultáneas en 30 municipios de Castelló, València y Tarragona, en las que reclamarán ayudas directas a los productores por las pérdidas registradas en la actual campaña.

"Es tal la gravedad de la situación que ya hay agricultores que estudian la posibilidad de arrancar sus árboles al no ver viabilidad futura a su actividad", aseguran desde la Unió.